Twitter impondrá reglas más estrictas a los candidatos a menos de un mes de las elecciones

La red social retirará tuits que alienten a la violencia o que llamen a la gente a interferir con los resultados electorales, entre otras medidas

Por Rafael Morales

Twitter va a imponer reglas más severas que impiden que los candidatos declaren victoria prematuramente y que fortalecen sus medidas contra la desinformación, los llamados a violencia política y la diseminación de comentarios irreflexivos en los días antes y después de las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos.

La red social retirará tuits que alienten a la violencia o que llamen a la gente a interferir con los resultados electorales. Los tuits que digan falsamente que un candidato ha ganado recibirán una etiqueta que llevará a los usuarios a la página oficial de resultados electorales en Twitter.

Twitter dijo el viernes que además hará más difícil retuitear mensajes que haya etiquetado por la presencia de información engañosa, sea sobre COVID-19, integridad cívica o por incluir fotos o videos manipulados. A partir de la semana próxima, las personas que quieran retuitear esos mensajes van a ver un aviso que les dirigirá a información creíble sobre el tema antes de poder retuitearlos. Esa medida busca hacer que las personas se tomen una pausa y piensen, potencialmente restando alcance a los retuits irreflexivos que son a menudo un problema en la plataforma.

Te recomendamos:

A partir del 20 de octubre, y al menos hasta el fin de la semana de elecciones en Estados Unidos, Twitter va a alentar a las personas a añadir sus propios comentarios a los retuits. Las personas que traten de retuitear el mensaje de otro primero serán dirigidas a una función que les permitirá añadir su propio comentario.

Twitter dijo en un blog que espera que eso “aliente a todo el mundo a no solamente ponderar por qué están amplificando un tuit, sino que también aumente las probabilidades de que las personas agreguen sus propios pensamientos, reacciones y perspectivas a la conversación”.

La compañía además va a colocar límites más estrictos a políticos con más de 100.000 seguidores, una categoría que incluye al presidente Donald Trump, con 87 millones, y su rival demócrata Joe Biden, con 10 millones. Si esos usuarios tuitean información engañosa, los tuits recibirán una etiqueta que dirá que la información es disputada. Cualquiera que quiera ver el tuit tendrá que pasar por la etiqueta y aun así no podrá retuitear, comentar o poner me gusta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo