Incierto si Biden y Trump volverán a enfrentarse en un debate

El presidente rechaza participar en un debate virtual

Por The Associated Press

La posibilidad de un segundo debate entre el presidente Donald Trump y el aspirante demócrata Joe Biden se ha tornado incierta, al igual que el lugar donde se llevaría a cabo y si se enfrentarían en persona o virtualmente a través de pantallas.

La polémica inició el jueves cuando la Comisión de Debates Presidenciales, una organización sin tendencia partidista, anunció que el evento de la próxima semana en Miami se realizaría de manera virtual después de que Trump diera positivo al coronavirus y en medio de dudas sobre si el mandatario sigue siendo contagioso.

Por su parte, el equipo de campaña de Biden informó que el candidato demócrata dio negativo a una prueba de COVID-19 a la que fue sometido el jueves. Se trata de al menos la quinta vez que el exvicepresidente da negativo desde que Trump confirmara que contrajo el virus la semana pasada.

La campaña de reelección del presidente indicó que él no participaría en un debate virtual, mientras que los asesores de Biden sugirieron que el encuentro fuera aplazado una semana, para el 22 de octubre. El equipo de Trump aceptó esa fecha pero subrayó que un tercer debate deberá ocurrir el 29 de octubre y reiteró que no aceptaría la sustitución por una modalidad virtual.

La campaña de Biden rechazó participar en un debate el 29 de octubre.

Te recomendamos:

Pese al desacuerdo entre ambos equipos de campaña, quien tiene la última palabra es la comisión. E incluso si Trump y Biden pueden acordar las fechas, la logística sería una pesadilla. Encontrar una sede dispuesta a reprogramar sus actividades, con tan poco tiempo y en medio de la pandemia, no será fácil —e igual de incierta es la decisión si los eventos se realizarían en Miami y luego en Nashville de acuerdo con lo planeado.

Se trata de otro ejemplo más de los ajustes que genera la pandemia a la contienda presidencial, más allá de entorpecer los esfuerzos del presidente de desviar la atención de un virus que ha cobrado la vida de más de 210.000 estadounidenses este año.

Después de que Trump prometió no participar en el debate de la próxima semana si se lleva a cabo virtualmente, la campaña de Biden respondió proponiendo que el evento del próximo jueves —el segundo debate entre ambos— se postergara una semana “a fin de que el presidente no pueda evadir su responsabilidad”.

Trump fue diagnosticado con coronavirus hace una semana y el martes dijo en Twitter que estaba ansioso por debatir ante Biden en Miami, agregando: “¡Será genial!”.

El exvicepresidente dijo a los reporteros en Pensilvania que estaba “esperando poder debatirlo”, pero “tendremos que seguir pautas muy estrictas”.

Trump tenía todavía el virus cuando fue dado de alta del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed el lunes, pero sus médicos no han proporcionado ninguna actualización detallada sobre su estado. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las personas con síntomas leves a moderados de COVID-19 pueden ser contagiosas hasta 10 días, y por esta razón deben permanecer aislados.

Loading...
Revisa el siguiente artículo