Industria de la construcción local asegura podrá atender la demanda de proyectos de recuperación

Representantes de la industria opinaron que la Isla debe desarrollar más profesionales de cara a los proyectos de reconstrucción que surgirán en los próximos años

Por Miladys Soto Rodríguez

Con retos como la escasez de mano de obra y la competencia con empresas estadounidenses, la industria de la construcción local se mantiene esperanzada en la bonanza que estiman iniciará en 2021 y se extenderá por 10 años a causa de los fondos de reconstrucción.

Alfredo Martínez Álvarez Jr., presidente de la Asociación de Constructores de Puerto Rico, aseguró que están listos para la ola de proyectos. “Se ve un futuro que podría ser próspero, es cuando más ha habido dinero en Puerto Rico para distintos sectores de la construcción de hogares, infraestructura”, opinó.

Martínez Álvarez Jr. destacó que la mano de obra disponible para los proyectos es uno de los retos que enfrentan. En entrevista pasada con Metro, Ottmar Chávez, director ejecutivo de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3), precisó que la expectativa es que para final de este año 5,000 proyectos tengan fondos asignados.

“Es un issue de mano de obra. Nosotros entendemos que Puerto Rico tiene la capacidad de lograrlo. Tantos y tantos proyectos, obviamente llega un límite en que cuántas empresas locales pueden asumir esas encomiendas. Obviamente va a haber inversión de compañías de Estados Unidos”, puntualizó.

Por su parte, Umberto Donato, presidente de la Asociación de Contratistas Generales (ACG), capítulo de Puerto Rico, aseguró que aunque se han hecho algunos proyectos de reconstrucción en la Isla, la mayoría de los trabajos al momento han sido de reparación.

“La industria está ansiosa porque los proyectos comiencen a inyectar actividad económica”, agregó.

Asimismo, indicó que se mantienen al pendiente de la transacción de la empresa Luma con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), así como de proyectos de vivienda subsidiada y municipales, entre otros para 2021.

“Lo que esperamos es que empiece lo antes posible y vaya de manera gradual. Porque llevamos un periodo bien largo de desaceleración en la industria, en el que irónicamente, contrario a la percepción pública, hemos perdido muchísimos empleos en la industria de la construcción”, recalcó.

Donato mencionó que en la reconstrucción pre-huracán María estimaban unos 29,000 empleos en la industria. Esa cifra aumentó durante la emergencia causada por el ciclón hasta 60,000.

“Luego de eso al no comenzar la reconstrucción siguió bajando y bajando hasta el punto más bajo de la pandemia, a 19,000. Ahora debemos estar en 20,000 y pico nuevamente”, detalló el presidente de la ACG.

Desconfianza afecta mano de obra local

Sobre la mano de obra, expuso que la Isla cuenta con la capacidad humana para trabajar los proyectos que se avecinan, a pesar de la desconfianza que permea en la industria por la tardanza en el desembolso del dinero federal.

“Sin embargo, hay que crear la confianza, y ahora mismo en la calle hay mucha desconfianza de que estos empleos realmente van a ocurrir y que van a seguir generando empleo a largo plazo”, contó.

Por otro lado, Donato afirmo que siempre habrá competencia con firmas de Estados Unidos, por lo que la clave estará en la capacidad de las empresas de construcción locales de trabajar entre sí.

En ese pensamiento coincidió Juan Alicea, presidente del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico.

“Nos corresponde a todos en Puerto Rico estar alertas, que haya participación de los profesionales. Sería una pena bien grande que se vayan los fondos afuera. Nosotros estamos promoviendo, como Colegio de Ingenieros, que hagan alianzas, dos compañías medianas hacemos una grande. Para que podamos competir de tú a tú con estas grandes compañías de afuera”, sentenció Alicea, quien agregó que será necesaria la capacitación de más mano de obra para los próximos cinco años.

Opuestos a los $15 la hora

Mientras tanto, sobre el aumento de salario a $15 por hora en proyectos de construcción pagados con fondos públicos, el presidente de la Asociación de Constructores aseguró que creen en un empleo digno y bien recompensado, y que es el mercado es el que tiene que dirigir esa remuneración.

“Duplicar esa cantidad de un día para el otro lo que puede provocar es un colapso, porque las empresas no están preparadas para eso”, afirmó Martínez.

Este año la gobernadora Wanda Vázquez llegó a un acuerdo con el Gobierno federal que elimina esa condición para proyectos que se lleven a cabo con dinero federal.

Por su parte, el presidente de la ACG declaró que la industria necesita unos ajustes de acuerdo con la oferta y la demanda.

Sobre la orden ejecutiva del entonces gobernador Ricardo Rosselló, Donato opinó que “le hizo mucho daño a la industria”.

El portavoz de los constructores comentó que han propuesto mirar como base una orden ejecutiva del expresidente Barack Obama, que revisa los salarios anualmente y en enero de este año estaba en un mínimo de $10.80.

 

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo