Donan generadores eléctricos a 32 familias

Una entidad sin fines de lucro entregó los generadores en colaboración con el Departamento de Salud

Por Metro Puerto Rico

Direct Relief, entidad sin fines de lucro, está trabajando en colaboración con el Departamento de Salud de Puerto Rico para facilitar generadores eléctricos a 32 niños puertorriqueños menores de 22 años.

La mayoría de estos generadores son del mismo tamaño, 3,500 vatios.

Desde el paso del huracán María en 2017 la energía eléctrica en Puerto Rico se ha visto afectada, y se ha debilitado más a raíz de los recientes terremotos que a sufrido la Isla, causando una inestabilidad constante en el servicio eléctrico para la mayoría de las familias puertorriqueñas, pero sobretodo a las que tienen niños que dependen de equipo médico eléctrico para vivir.

Emilio, un niño de tres años con residencia en Bayamón, padece de una anomalía genética que afecta significativamente su capacidad para funcionar. Depende de equipos médicos que le ayuden a comer y a respirar, por lo que necesita servicio de energía eléctrica continuo y confiable. Al igual que Emilio, hay muchos niños en la misma situación, explicó Serafín Soto Cabán, quien coordina el Registro de Jóvenes Dependientes de Tecnología del Departamento de Salud. Los niños, que en Puerto Rico se califican como menores de 22 años, y que necesitan un respirador, ya sea una máquina de alimentación u otro recurso electrónico para sobrevivir, han tenido grandes dificultades desde que el huracán María impactó la Isla.

“Como no había electricidad en su casa, estaban visitando los hospitales como refugio y una forma de obtener energía para tratar su condición. Pero algunos hospitales no admitían a estos niños porque no sabían cómo les iban a pagar e incluso algunas ambulancias no los iban a recoger”, manifestó Soto Cabán.

Ante eso Direct Relief ha donado 32 generadores eléctricos, lo que significa una fuente confiable de energía eléctrica durante la constante interrupción del servicio eléctrico en Puerto Rico. Estos generadores les garantizan a estas familias una mayor seguridad durante un huracán o tormenta tropical, y más aún evita miedo e incertidumbre a los niños que dependen de sus equipos médicos para ayudarlos a alimentarse y a respirar.

“Estas son familias muy humildes, familias de bajos ingresos, que están pasando por todos estos desastres en Puerto Rico durante los últimos tres años y donde la energía eléctrica es muy frágil. Facilitar estos generadores eléctricos a estos niños es definitivamente una gran ayuda”, manifestó Luis David Rodríguez, miembro del personal de Direct Relief en Puerto Rico.  Cabe destacar que estos donativos son gracias a la generosa aportación de AbbVie a Direct Relief.

 

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo