Buscan atornillar empleados en el Fondo antes de la veda electoral

El periodo de veda entra en vigor a inicios de septiembre, a dos meses de las elecciones generales

Por Manuel Guillama Capella

A días de que entre en vigor la veda al reclutamiento de empleados en el sector público, la Corporación para el Fondo del Seguro de Estado (CFSE) lanzó al menos ocho convocatorias para puestos gerenciales, con las que, según fuentes de Metro, se pretende atornillar a empleados afines a la actual administración gubernamental.

Los documentos de las ocho convocatorias a las que Metro tuvo acceso detallan que el periodo de solicitudes para cada uno de los puestos abrió el 18 de agosto y se extiende hasta el 31 de agosto. La veda de reclutamiento en las agencias públicas y entidades como la CSFE, que entra en vigor en años electorales, comienza dos meses antes de los comicios generales y cierra dos meses posterior al evento.

Este año, la veda comenzaría el 4 de septiembre y se extiende hasta el 2 de enero de 2020.

De las ocho convocatorias en la CFSE, el salario más alto corresponde al puesto de gerente de servicios médicos hospitalarios, con una compensación que puede fluctuar entre $6,718 y $9,266 mensuales. Esta es una de las tres convocatorias abiertas al público general, junto a la de gerente de servicios médicos de la región de Aguadilla ($6,586 a $9,084) y la de supervisor de servicios médicos en la región de Ponce ($6,455 a $6,902).

A las otras cinco plazas únicamente pueden solicitar empleados de la rama ejecutiva: director de presupuesto ($3,106 a $4,485); subgerente de cumplimiento corporativo ($5,095 a $7,357); subdirector asociado de Finanzas ($3,292 a $4,754); jefe de revisión y cumplimiento de Recursos Humanos ($2,640 a $3,552); y subgerente de proyectos ($4,381 a $6,326). Las últimas dos, de acuerdo con una fuente, son posiciones de nueva creación, mientras que los requisitos para la dirección de presupuesto se ajustaron para poder otorgársela a un empleado en particular.

En cada una de las convocatorias se especifica que el periodo probatorio en la plaza es de tres meses, por lo que los empleados reclutados obtendrían la permanencia antes de que finalizara el año y entrara un nuevo gobierno. Cada uno de los documentos menciona que la convocatoria se realiza al amparo de la Ley 184-2004, a pesar de que fue derogada en 2017 cuando se firmó la Ley del Empleador Único.

Asimismo, todas las convocatorias cuentan con un número de aprobación por parte de la Oficina de Gerencia y Presupuesto.

Las convocatorias están firmadas por el administrador interino de la CFSE, Juan Carlos Benítez Chacón, quien asumió el cargo tras la salida de Jesús Rodríguez Rosa el 30 de junio. Rodríguez Rosa presuntamente no contaba con el favor de la gobernadora Wanda Vázquez, ya que simpatizaba con la candidatura a la gobernación de Pedro Pierluisi, quien derrotó a la primera ejecutiva en las primarias novoprogresistas.

En un momento dado, incluso, fuentes aseguraron que la Cámara de Representantes condicionaba la confirmación de Elmer Román como secretario de Estado a que se garantizara la permanencia de Rodríguez Rosa en la CFSE.

La CFSE es al menos la tercera entidad pública en la que se denuncia el intento de atornillar personal a pocas semanas del comienzo de la veda electoral.

Este medio reportó la semana pasada que en el Departamento de Educación al menos ocho plazas cubiertas por personal de confianza se habían convertido en puestos de carrera, mediante un proceso de convocatorias que, en algunos casos, apenas se extendió por unos tres días.

A finales de julio, en tanto, la Autoridad de Carreteras y Transporte publicó unas cuatro convocatorias internas. En algunos casos se trataba de plazas que habían quedado vacantes recientemente luego de que los empleados se hubieran acogido a programas de retiro incentivado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo