Dávila: “no sería justo decir que yo respondo por todo”

El presidente de la CEE expresó que no ha tenido dificultad para trabajar con comisionados electorales que exigen su salida

Por Manuel Guillama Capella

Enfrentar al menos cuatro querellas que exigen su destitución y que cuatro de los cinco comisionados electores le hayan pedido la renuncia, a juicio del presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Juan Ernesto Dávila, no son impedimentos para continuar su labor rumbo a las elecciones generales, que deben llevarse a cabo en exactamente 70 días.

“Yo he seguido trabajando. El evento del 16 (de agosto) pudo salir por completo. En esta plaza siempre vienen críticas, pero yo continúo enfocado en mi trabajo y eventualmente informaré la decisión que tome”, sostuvo Dávila, quien ha garantizado su permanencia al menos hasta la conclusión de escrutinio general de las primarias.

En pasados días, en entrevista con este medio, el nuevo comisionado electoral del Partido Popular Democrático (PPD) y ex presidente interno de la CEE, Nicolás Gautier, opinó que era viable organizar las elecciones en la fecha dispuesta, el 3 de noviembre, pero únicamente si Dávila abandonaba la posición.

Te recomendamos:

“Desde que el comisionado Gautier comenzó la semana pasada hemos estado trabajando mano a mano. Todas las solicitudes que me ha hecho se han contestado. Es mi ánimo trabajar en equipo, lo he hecho siempre. Yo me enfoco en mi trabajo y, sobre ese comentario, son mis únicas expresiones”, indicó el presidente de la CEE.

Dávila señaló que la decisión de permanecer o salir del cargo una vez se certifiquen los candidatos del Partido Nuevo Progresista y el PPD es una que tomará individualmente. Como presidente de la CEE, Dávila únicamente puede ser destituido por una decisión judicial.

Al momento, múltiples querellas, que serán adjudicadas por un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones, buscan su salida al amparo de los artículos de destitución dispuestos en el Código Electoral. Al menos tres de estas querellas le imputan a Dávila negligencia crasa en el cumplimiento de sus funciones, por la manera en que manejó el proceso primarista.

“Es una determinación que está realizando este servidor. Oportunamente informaré al pueblo puertorriqueño mi determinación y, como siempre, voy a tomar la determinación que mejor le convenga al pueblo puertorriqueño. Yo tomaré todos los elementos… siempre salvaguardando el bienestar del pueblo puertorriqueño y que el evento electoral pueda salir el 3 de noviembre”, dijo el también juez superior.

¿Usted se hace responsable de cualquier falla en la organización de las elecciones generales?, le preguntó Metro.

Todo lo que esté a mi alcance y bajo mi control, por supuesto que tengo que asumir responsabilidad porque el cargo conlleva esa responsabilidad. Pero si son asuntos que no están bajo el control de este servidor no puedo asumir una responsabilidad. Este servidor es uno y el aparato electoral son cientos de personas. El día de la elección hablamos de que puede haber 20,000 funcionarios fácilmente. Me parece que no sería justo decir que yo respondo por todo”, manifestó Dávila.

Te recomendamos este vídeo:

Loading...
Revisa el siguiente artículo