Representantes acusados por los federales siguen cobrando su salario en la Cámara

Aunque María Milagros Charbonier presentó su renuncia, la misma será efectiva en el mes de septiembre mientras que Del Valle no ha presentado su salida del cuerpo legislativo.

Por Metro Puerto Rico

El representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Nelson del Valle, quien fuese arrestado hace cinco días por las autoridades federales, aún no ha presentado su renuncia a este cuerpo legislativo pese a la petición que le hiciera el presidente cameral, Carlos “Johnny” Méndez.

Del Valle, quien se declaró no culpable, es acusado de un esquema de robo de fondos públicos, soborno y comisiones ilegales. Además, el funcionario electo enfrente cargos por fraude electrónico y obstrucción a la justicia.

El legislador, fue detenido y acusado junto a dos empleadas de su oficina identificadas como Mildred Estrada-Rojas y Nikolle Santos Estrada.

Similar a la acusación presentada  contra la representante María Milagros Charbonier, el pliego acusatorio del legislador también alude a un supuesto esquema de fraude mediante la inflación de salarios de empleados de oficina y obtener comisiones ilegales de fondos federales.

El patrón habría comenzado con Mildred Estrada-Rojas, quien comenzó a trabajar con el legislador en su primer término en 2005 Entre 2009 y 2016, Estrada-Rojas continuó trabajando para el sucesor de Del Valle Colón en dicho cargo legislativo. Entre 2009 y 2016, Estrada-Rojas cobraba unos $1,000 bisemanales. En 2017, cuando Del Valle Colón regresa al escaño legislativo, Estrada-Rojas volvió trabajando con el legislador, pero en esta ocasión empezó a cobrar un salario de $2,300 bisemanales. Entre enero de 2017 y julio de 2020, el salario de Estrada-Rojas varió entre $2,200 y $3,500 bisemanales.

Te recomendamos:

El pliego acusatorio hace alusión a un 'individuo A', al que Del Valle Colón también le habría aumentado el salario de $1,500 bisemanales a $2,650 entre enero de 2017 hasta septiembre de 2018. Sin embargo, en este caso, en octubre de 2018, Del Valle Colón le bajó el salario a este empleado a $850 bisemanales. En abril de 2019, el 'individuo A', renunció a su puesto en la oficina del legislador.

Santos, por su parte, comenzó a hacerle entrega a Del Valle Colón de comisiones ilegales a menos de un mes de su regreso al escaño legislativo en 2017. Inicialmente, Santos entregó a Del Valle Colón unos $1,285 de cada cheque y luego $1,000. Santos cobraba $2,000 de su salario bisemanal.

En los tres casos —Santos Estrada, Estrada Rojas y con 'individuo A'— Del Valle Colón les infló el salario "sin ninguna razón legítima y coordinó acuerdo corruptos con cada uno de ellos". Desde principios de 2017 hasta algún momento del 2020, los tres empleados recibieron un salario inflado y se quedarían con una porción de dicho aumento. Luego, de ese aumento, enviarían una cantidad —que fluctuó entre los $500 a $2,000— de cada cheque a Del Valle Colón, en lo que constituye una comisión ilegal —también conocida como 'kickback'—.

De acuerdo con la acusación, en ocasiones los empleados le entregarían las cantidades directamente al legislador. En otras, le harían llegar el dinero mediante individuos de la confianza de Del Valle Colón. Estrada-Rojas y el 'individuo A' también habrían utilizado la aplicación ATH Móvil para enviarle 'comisiones ilegales' de $500.

Mientras, la representante Charbonier, quien ya presentó su renuncia, aunque esta había intentado mantenerse en su escaño de forma independiente, su salida será efectiva el próximo 15 de septiembre.

Charbonier, podría enfrentar hasta una sentencia máxima de 20 años en prisión si se le encuentra culpable por cada cargo de fraude electrónico de servicios honestos y por el cargo de obstrucción a la justicia que presentó un Gran Jurado federal en su contra. 

Durante una conferencia de prensa, el jefe de fiscales federales en Puerto Rico, Stephen Muldrow, también indicó que la legisladora se enfrenta a una sentencia máxima de cinco años por los cargos de conspiración y hasta 1o años por los cargos de soborno, robo y comisiones ilegales de fondos federales.

El pliego acusatorio contiene 13 cargos criminales por conspiración, lavado de dinero, robo, comisiones ilegales, fraude electrónico de servicios honestos y obstrucción a la justicia. Como parte del esquema de fraude, Charbonier habría recibido unos $100,000 desde principios de 2017 hasta julio de 2020. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo