Julia Keleher se declara no culpable en nueva acusación federal

Un gran jurado federal sometió cargos nuevos contra la exsecretaria del Departamento de Educación.

Por Sadot Santana Miranda

La exsecretaria del Departamento de Educación (DE) Julia Keleher se declaró hoy no culpable de los nuevos cargos que presentó un gran jurado federal en su contra por su participación en un supuesto esquema de fraude en la agencia durante su incumbencia.

Su declaración de no culpabilidad fue presentada hoy ante el juez Pedro Delgado por su representación legal, María Domínguez y Javier Micheo, quienes además renunciaron a una comparecencia para una lectura formal de cargos.

En el nuevo pliego acusatorio, presentado el pasado 10 de agosto por un gran jurado federal, a Keleher se le imputan 24 cargos criminales por supuestamente haber cometido los delitos de fraude electrónico, conspiración para cometer fraude electrónico, soborno y robo de identidad agravada. La extitular de Educación fue acusada originalmente por estos hechos en julio de 2019. Estos dos últimos dos delitos no constaban en la acusación original presentada por las autoridades federales.

En el nuevo pliego acusatorio también se añadió como coacusaco al contador público autorizado, Aníbal Jover, por supuestamente haber participado en un esquema de fraude en la Administración de Seguros de Salud (ASES).

En los primeros ocho cargos de fraude electrónico, en febrero de 2017 —a menos de un mes de haber sido confirmada como secretaria del Departamento de Educación Keleher solicitó información confidencial sobre la cantidad de matricula, cantidad de maestros, total de salario y nómina en cada escuela especializada y vocacional del DE. Asimismo, pidió información similar pero solo para la región de San Juan. Dicha información habría sido compartido por Keleher con una persona no identificada en el pliego acusatorio, señalada como “Individuo A”. En cinco ocasiones, Keleher recibió dicha información a su correo electrónico del DE, luego la reenviaba a su correo electrónico personal y finalmente a la dirección del “Individuo A”.

A este persona no identificada envió información confidencial sobre las escuelas Arsenio Martínez, Padre Rufo, Antonio Calamary y Alejandro Tapia y Rivera.

La Fiscalía Federal, además, imputó a Keleher un cargo agravado de robo de identidad. “Keleher envió, a sabiendas que no tenía autoridad legal para hacerlo, los modos de identificación de unos 7,331 individuos empleados por el Departamento de Educación “, reza la acusación.

Otro cargo de robo de identidad agravado se le imputó a Keleher por compartir información confidencial a terceros de unos 6,087 empleadas por el DE.

Un tercer cargo de robo de identidad agravado contra Keleher responde a la transferencia de información confidencial de 108 personas empleadas por el DE.

Te recomendamos: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo