Salud cierra Burger King de Aguadilla e interviene en Don Frappe en Añasco

También informaron del cierre voluntario de La Hacienda en Altamira

Por Metro Puerto Rico

En medio del repunte de casos de COVID-19, el Departamento de Salud intervino hoy y cerró el Burger King de Aguadilla, mientras personal de la agencia llegó a Don Frappe en Añasco, tras confidencias de que las personas en el lugar superaban el 50 % permitido. Ante las faltas señaladas, la gerencia de Don Frappe cerró voluntariamente el establecimiento.

Salud informó mediante comunicado de prensa que personal de la secretaría auxiliar de Salud Ambiental, intervino hoy en el establecimiento Burger King, de Aguadilla, al no cumplir con los protocolos de desinfección, tras tener casos positivos a COVID-19.

“Recibimos confidencias sobre este caso y, tras realizar una investigación, se desprende que la gerencia de Burger King de Aguadilla tuvo conocimiento de que un empleado obtuvo un resultado positivo a COVID-19 y no se activaron los protocolos de desinfección, de manera inmediata. Es por esto que procedimos a la orientación de rigor y ellos cerraron el establecimiento, de forma voluntaria, para cumplir con las reglas”, explicó Mayra Toro, secretaria auxiliar de Salud Ambiental.

Del mismo modo, la Unidad de Investigaciones y Salud Ambiental intervinieron en el negocio Don Frappe, en Añasco, debido a que excedían la capacidad de comensales en el establecimiento, según establece la Orden Ejecutiva 2020-054 que emitió la gobernadora Wanda Vázquez Garced.

“Una vez en el lugar, se pudo observar que no se promovía el distanciamiento social y el uso de mascarillas en los visitantes, de manera rigurosa. Las condiciones sanitarias tampoco cumplían con los requisitos reglamentarios, por lo que la gerencia del establecimiento accedió al cierre voluntario y se comprometió a seguir los protocolos sobre desinfección para, una vez reanuden operaciones, garanticen cumplir con la orden ejecutiva”, dijo Jesús Hernández, director de la Unidad De Investigación del Departamento de Salud.

Por otro lado, Toro también informó que la gerencia de La Hacienda Meat Center en Altamira cerró operaciones, de manera voluntaria, tras entrar en conocimiento de dos empleados que arrojaron resultados positivos a COVID-19.

“Una vez la gerencia entró en conocimiento sobre dos casos positivos en su establecimiento, inmediatamente, se comunicaron con el Departamento de Salud para orientarse y garantizar que seguían los protocolos de desinfección, adecuadamente. El negocio permanecerá cerrado, mientras realizan dicha higienización y hasta que sean certificados por Salud para reanudar operaciones”, explicó la secretaria auxiliar.

Por su parte, el secretario del Departamento de Salud, Lorenzo González Feliciano, se expresó satisfecho tras las intervenciones que se realizan para hacer cumplir con las medidas de seguridad para controlar el COVID-19. “Nuestro equipo de trabajo está comprometido con la salud del pueblo de Puerto Rico. Es importante aclarar que no se trata solamente de hacer valer las leyes, se trata de proteger y salvar vidas. Definitivamente, vamos a usar todas las herramientas disponibles para garantizar que mantengamos este virus controlado y enfrentemos el virus de manera responsable, para evitar perder más vidas”, concluyó el secretario.

Toda persona que tenga información sobre el incumplimiento de establecimientos en las medidas de distanciamiento social, aglomeración de personas, uso de mascarillas, facilidades para el lavado de manos o cualquier otra situación que ponga en peligro la seguridad de los empleados o visitantes, puede escribir al correo electrónico [email protected]. La información recibida será de manera confidencial y manejada por personal capacitado dichas situaciones responsablemente.

Te podría interesar:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo