Análisis de firma ABEXUS señala fondos de desempleo como el sector económico más grande en P.R.

El análisis de ABEXUS Analytic señala que la economía de Puerto Rico opera con apenas 1/3 de su fuerza trabajadora

Por Metro Puerto Rico

La empresa de datos e inteligencia de negocios -ABEXUS Analytics- publicó su más reciente actualización del impacto económico del COVID-19 en la economía de Puerto Rico.

La publicación “The Economy is not reserved for Economists”, hace un recorrido técnico por los temas asociados a la disponibilidad de datos en Puerto Rico y la incapacidad de las instituciones del estado para medir los efectos de fenómenos en la economía.

Los resultados de la investigación apuntan a que apenas existen cinco datos de toda la economía que se podrían utilizar para monitorear los efectos del COVID-19 y la mayor parte de ellos provienen de agencias del gobierno federal de EE.UU.

Asimismo, ABEXUS Analytics desarrolló unas gráficas animadas que hacen una travesía por la economía de Puerto Rico de casi 60 años. Además, desarrolló una serie de medidas alternas para medir el desempeño actual de la economía y los efectos del COVID para no tener que depender de datos de las instrumentalidades públicas.

El jefe de operaciones y también profesor del sistema UPR, Eduardo Burgos-Suazo explicó: “incluso los datos asociados a las preferencias de los consumidores tienen casi 20 años de retraso y además todos los cuatrienios se ignoran periodos de contracción económica simplemente porque los datos se publican de manera anual y no trimestral”.

De igual forma, indicó que, “es probable que por décadas se han ignorado periodos de contracción económica, simplemente por la falta de datos”.

Beneficios de desempleo

Los análisis de la joven empresa encontraron que los beneficios por desempleo que están entrando a la economía se han convertido en el sector económico más grande, incluso mayor que la manufactura y el sector al detal.

El análisis del mercado laboral arrojó que, a pesar de una reducción en las reclamaciones iniciales de desempleo, la cantidad de personas que se mantienen bajo dicha protección presenta pocas señales de recuperación para la Isla. Incluso, uno de sus análisis demuestra que la economía de Puerto Rico opera con apenas 1/3 de su fuerza trabajadora.

Adrián Alós, economista en jefe de ABEXUS, explicó que “lo más importante a la hora de analizar el mercado laboral no son las nuevas reclamaciones de desempleo, sino aquellas que se mantienen. Es increíble que, en apenas algunas semanas, la fuerza trabajadora en el desempleo es el “sector” más grande de toda la economía y se espera que se mantenga así por los próximos meses.” Destacó que los patronos van a enfrentar un gran reto para reactivar su fuerza trabajadora, particularmente aquellos empleos cercanos al salario mínimo, ya que los beneficios por desempleo sobrepasan los ingresos que tendrían estos trabajadores”.

Relación entre búsquedas y desempleo

De otro lado, utilizando datos no tradicionales, tanto de empresas internacionales como Google como de empresas locales, estos encontraron reducciones en la actividad económica asociada a ventas al detal de casi un 67% y un 40% en el caso específico de supermercados y farmacias.

En cuanto a ello, Burgos-Suazo explicó que “el uso de estos datos no tradicionales ha resultado ser mucho más certero a la hora de medir el comportamiento de los agentes económicos, los datos de empresas como Google nos permiten estimar con una periodicidad semanal los efectos del COVID en la economía; ya no tenemos que esperar meses o en ocasiones años por los datos del gobierno”.

De otro lado, Alós destacó que “el punto más profundo de la contracción del COVID fue entre el 11 y 15 de abril. Utilizando otros sistemas de Google como Google Trends, se encontró una alta correlación entre lo que los puertorriqueños buscaban en el motor de búsqueda y las reclamaciones de desempleo. Alos recordó, que, con datos como estos, los gobiernos podrían estimar en una mejor manera los impactos de sus distintas políticas públicas”.

Los análisis de correlación desarrollados por ABEXUS encontraron que las personas tomaban casi 7 días en reaccionar a los aumentos en los números de casos positivos reportados con COVID-19. Alós indicó, que la cifra era un tanto alta, pero dicho rezago demuestra la desconfianza de los ciudadanos en los datos oficiales que reportaba el estado.

 

Les recomendamos

Aumenta nivel de sequía severa en Puerto Rico

Rapidez de un segundo pago de $1,200 dependerá de los requisitos que establezca el Congreso

Departamento del Trabajo aclara quiénes recibirán los $600 semanales después del 25 de julio

Les podría interesar

Loading...
Revisa el siguiente artículo