Preocupante las proyecciones en la industria de alimentos

El economista Gustavo Vélez presentó sus resultados en una conferencia organizada por el MIDA.

Por Sadot Santana Miranda

La industria de alimentos y la economía del país podría continuar debilitándose desde inicios de 2020. Según el economista Gustavo Vélez, el fin de la inyección económica de $600 millones al Programa de Asistencia Nutricional (PAN) a principios de año, el aumento del éxodo poblacional y el envejecimiento de la población son factores preocupantes que alteran las proyecciones en las industrias de consumo.

Los datos fueron compartidos ayer por el economista durante la presentación de las Proyecciones macroeconómicas de la industria de alimentos para el 2020 organizado por el Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA). “Cuando se acabe el PAN esto [la industria de alimentos] puede caer entre un 6% o un 8%…No puedo decir un número [exacto] porque hay mucho moving target. Por ejemplo, sigue perdiéndose población y la economía no recibe los fondos federales”, dijo el economista en un aparte con Metro.

Según Vélez, el índice de actividad económica comenzó a experimentar debilidad desde inicios de 2019 con caídas en las industrias de alimentos, cemento, energía, gasolina y empleos. El economista, sin embargo, aclaró que esto no se traduce en que la economía del país se encuentre en negativo. Indicó, además, que los fondos federales de recuperación no ha llegado a la isla y un alto porcentaje de la población depende de programas como el PAN.

Te podría interesar:

“Tengo una preocupación genuina y es que Puerto Rico se ha vuelto altamente dependiente en dinero federal”, sostuvo Vélez al mencionar que el recorte en la cantidad de fondos que llegan a la isla del PAN y Medicaid podrían afectar la economía local.

En la industria de supermercado y restaurantes, el economista comentó que reflejaron unos leves aumentos con las inyecciones que recibieron luego de aprobarse los $600 millones en el programa de fondos PAN en verano. Sin embargo, destacó que este año la industria de los supermercados está en -12% y los restaurantes experimentó -4%. “Estamos en un crecimiento que no es orgánico, que es quitándole a la competencia. Eso se va a seguir acentuando según la economía se estanque”, precisó.

Añadió que en 2011 había 3,900 establecimientos de restaurantes y en 2018 hay 3,700. Mientras que en el sector de supermercados, en 2010 había 972 establecimientos versus 793 establecimientos en 2018.

Vélez mencionó que hay un cambio en el perfil de consumo debido a que cerca del 20% de la población tiene más de 65 años de edad. Señaló que es preocupante que la población local continúa envejeciendo al tiempo en que la tasa de participación laboral sigue en disminución mientras que los participantes del programa de Seguro Social van en aumento. “En 2017, 45% de los hogares en Puerto Rico reciben seguro social”, subrayó. Mencionó que hay un cambio en el perfil de consumo debido a que cerca del 20% de la población tiene más de 65 años de edad.

Asimismo, resaltó el alto porcentaje de hogares que reciben fondos del PAN. Por ejemplo, según el economista, en 2017 cerca del 59.6% de los hogares en Barranquitas reciben fondos del programa del PAN. Por su parte, en el municipio de Comerío, cerca del 58.2% de los hogares reciben fondos del programa, mientras que Ponce obtuvo un 45.9% y Mayagüez un 41.8%. El municipio de Guaynabo figura como uno de los pueblos con menor recipientes de fondos del PAN con un 20.2%.

Para Vélez, uno de los retos para la industria de alimentos y económica del país es la eliminación del impuesto a las empresas foráneas. La cancelación de este ingreso para el gobierno representa una pérdida de $1,800 millones anuales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo