Califican como "desgracia" pedido de Llerandi para vender taquillas a eventos políticos

Un profesor de la Universidad de Puerto Rico indicó que ese tipo de expresión hace pensar que el ‘quid pro quo’, o solicitar un donativo a cambio de un beneficio, es una práctica viva al interior del gobierno

Por Istra Pacheco

“Desgracia”. Así calificó el catedrático de administración pública Mario Negrón Portillo que el secretario de la Gobernación, Ricardo Llerandi, haya solicitado a jefes de agencia que vendiesen taquillas para eventos de recaudación como parte de la campaña del gobernador Ricardo Rosselló.

“Todavía no acabamos de entender en Puerto Rico que el problema más serio… es que una vez se abrió la puerta a la política partidista, eso se comió la administración pública. Por eso, era de esperar que todo lo que estamos viendo, pasara: la deuda, la incompetencia, la falta de productividad. Todo es resultado de esa política partidista en las agencias y ya a estas alturas es bien difícil volver a cerrar esa puerta”, dijo en entrevista con Metro.

El experto reconoció que toda campaña debe subvencionarse con la recolección de fondos y es obvio que se hagan actividades a esos fines, “pero cuando tú metes de lleno a los funcionarios, y en este caso, a los secretarios de departamentos el mensaje que tu envías es terrible. Lo que le estás diciendo a la gente es que independientemente ‘somos servidores públicos, pero antes de eso somos estadistas, o PNP y estamos con el gobierno’, y eso es terrible porque evidencia lo que tantas veces hemos señalado: la desgracia de que no hay separación de lo político y lo administrativo”, agregó.

El profesor de la Universidad de Puerto Rico indicó que ese tipo de expresión hace pensar que el ‘quid pro quo’, o solicitar un donativo a cambio de un beneficio, es una práctica viva al interior del gobierno.

Dijo que no deja de sorprender lo rápido que los funcionarios olvidan que por conductas similares mucha gente ha ido presa.

Te podría interesar: 

Y aunque se tratara de un pedido fuera de horas laborables y de instalaciones del gobierno–como alegó Llerandi una vez trascendió el audio que lo implica en la solicitud de venta de taquillas-, sigue estando mal.

“Te puedes reunir una noche en (el famoso restaurante) Compostela y citas a todo el mundo y les dices que hay que buscar dinero para el gobernador, eso quizás no es ilegal, pero es un problema de moralidad, es un problema de cuando ya no es posible separar o distinguir lo administrativo público de lo politico. En el momento que haces cosas así, el mensaje es bien claro: ‘aquí yo soy el secretario de la gobernación, pero además soy recaudador del PNP y para estar de buenas hay que recoger dinero’”, expresó.

La amenaza que alegadamente hace Llerandi de que a quien no coopere se le echará a un lado, es también un asunto serio ante la evaluación de Negrón Portillo, porque puede tratarse de un secretario estrella haciendo un gran trabajo, pero que lo van a sacar simplemente por no colaborar lo que va en detrimento de los servicios a la gente.

Loading...
Revisa el siguiente artículo