Récord de calor en Alemania

Toda Europa hierve

Por AP

BERLÍN — Alemania registró el miércoles una temperatura récord para junio, cuando la ola de calor cubrió grandes extensiones de Europa occidental y central. Las autoridades alemanas impusieron límites de velocidad en algunas autopistas por temor a las grietas y algunas escuelas francesas cancelaron las clases.

La agencia meteorológica alemana Deutscher Wetterdienst dijo que el termómetro alcanzó los 38,6 grados en Coschen, cerca de la frontera con Polonia. Es un décimo de grado Celsius por encima del récord, vigente desde 1947.

Y se pronostica más calor.

Las autoridades advierten que las temperaturas podrían superar los 40 grados Celsius (104 Fahrenheit) en partes del continente en los próximos días a medida que una corriente de aire seco y caliente se desplaza al norte desde África.

El Ministerio de Transporte del estado de Sajonia-Anhalt, en el este de Alemania, limitó el miércoles a 100 o 120 kilómetros por hora (62 o 75 millas por hora) la velocidad en varios tramos cortos de autopista hasta nuevo aviso. Esos tramos no tienen habitualmente límites de velocidad, pero las autoridades temen que el calor provoque grietas peligrosas.

La profesora Hannah Cloke, de la Universidad de Reading, especialista en peligros naturales, dijo que el calor y la acumulación de humedad constituyen una “combinación fatal en potencia”.

“Los niños, los ancianos y las personas con problemas de salud subyacentes están en riesgo”, dijo.

En Francia se cancelaron clases en algunas escuelas. Se pronostican temperaturas de hasta 39 grados Celsius (102 Fahrenheit) en buena parte del país, desde los Pirineos en el suroeste hasta la frontera alemana en el noreste.

Semejantes temperaturas son poco habituales en Francia, donde la mayoría de las viviendas y muchos edificios no tienen aire acondicionado.

Las autoridades parisinas prohibieron la circulación de autos viejos porque el calor agrava la contaminación. La medida abarca vehículos a gasolina de modelos anteriores a 2005 y a diésel anteriores a 2010.

También hervían las calles de Viena.

“En este momento estamos apenas por debajo de los 35 grados (95 Fahrenheit)”, dijo Wolfgang Fasching, cochero de uno de los carros tradicionales tirados por caballos. “Cuando llega a 35 nos vamos a casa porque los caballos en Viena tienen día libre debido al calor”.

En Milán, donde se pronostican temperaturas de 40 grados, un grupo socorrista dijo que se preparaba para distribuir 10.000 botellas de agua a personas indigentes.

La mitad de las provincias de España están en alerta ante el pronóstico de aumento de la temperatura hacia el fin de semana.

El récord pronosticado es de 44 grados (111 Fahrenheit) en Zaragoza el sábado, según la agencia meteorológica AEMET.

Pero en el suroeste de Europa había otros motivos para quejarse en las vacaciones de verano: Lisboa, sobre la costa atlántica, amaneció nublada y lluviosa.

Te podría interesar: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo