30 mil familias tendrán que esperar hasta agosto para poder sacar toldos azules de techos

A casi dos años de los huracanes de Irma y María

Por Cyber News

A casi dos años del paso de los huracanes Irma y María, todavía hay 30 mil hogares con toldos azules, dijo el viernes el gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

“Esto ha sido una de las peleas y los retos grandes y de las luchas grandes que hemos estado dando. Como saben, están las fuentes de ingresos de FEMA (Agencia federal de Manejo de Emergencias)  y de CDBG-DR (Community Development Block Grant Disaster Recovery) y porque existen esas dos fuentes de ingresos, se nos ha hecho difícil, que una asuma una versus la otra”, dijo el gobernador en conferencia de prensa.

Rosselló Nevares expresó que con los primeros mil quinientos millones de los fondos CDBG-DR que lleguen, se utilizarán para establecer un censo que a su vez permita otorgar los títulos de propiedad. Según el gobernador, la problemática con los títulos de propiedad ha sido una de las razones por las que FEMA ha denegado fondos para reconstrucción de hogares. En los casos que no la vivienda no cumpla con los parámetros para ser reconstruida, los inquilinos serán reubicados.

“Nuestra expectativa es que para agosto se comience a ver el programa de reconstrucción y relocalización de hogares de CDBG-DR que son mil millones de dólares. Les hago el anuncio porque este programa en particular no emana necesariamente del gobierno central o de los municipios, son los ciudadanos los que solicitan en un proceso que se arregle la propiedad o los relocalicen”, expresó Rosselló Nevares.

Rosselló Nevares participó de la Cumbre de Huracanes ¿Tú, estás preparado? coordinada por el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), con el fin de empoderar a la ciudadanía a tomar acción y preparar a sus familias.

Entre los temas discutidos para beneficio de la ciudadanía, se incluyó la preparación de un Plan de Emergencia Familiar, el pronóstico para la temporada de huracanes de 2019 y la alimentación durante una emergencia.

“Tras el impacto que causaron los huracanes Irma y María en nuestro pueblo, la ciudadanía ha creado mayor conciencia sobre el aspecto de la preparación y las medidas preventivas que pueden tomar para garantizar la seguridad de sus familias en situaciones de emergencias o desastres”, señaló el primer ejecutivo.

Rosselló Nevares también puntualizó que “estamos comprometidos con brindar a nuestra gente las herramientas necesarias para prepararse y servir de agentes de cambio en su entorno, a fin de llevar un mensaje de preparación y unidad en momentos de emergencia o desastres. Nuestra finalidad es crear un vínculo entre el Gobierno central, la ciudadanía y la empresa privada para lograr una respuesta diligente y acertada en situaciones de desastres”.

La Cumbre también contó con paneles del sector privado y gubernamental sobre los cambios implementados para una mejor respuesta en emergencias.

Por su parte, el comisionado del NMEAD, Carlos Acevedo Caballero, explicó que “la preparación es fundamental para preservar la vida cuando ocurren desastres naturales; es importante que las familias se preparen los 365 días del año, pues nunca sabemos cuándo las emergencias pueden ocurrir”.

Acevedo Caballero resaltó además que “debemos recordar que los huracanes se pueden anticipar y nos brindan la oportunidad de prepararnos, pero un terremoto no se puede predecir, por lo que un Plan de Emergencia Familiar que cubra las necesidades de nuestros seres queridos nos ayuda a salvar vidas”.

Durante el evento, los ciudadanos pudieron conocer sobre la importante función que ejerce la Guardia Nacional de Puerto Rico en situaciones de emergencia, así como el apoyo que brinda la Reserva del Ejército de Estados Unidos.

De otra parte, el secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, presentó la iniciativa Operation Giving Back Puerto Rico (OGB-PR), desarrollada luego del impacto del huracán María, junto a un grupo de ciudadanos para ofrecer cirugías simples gratuitas a las personas que no contaban con plan médico.

“Esta colaboración no solo representa un recurso de ayuda a pacientes, sino que también fomentará intercambios académicos entre cirujanos voluntarios del Colegio Americano de Cirujanos y los estudiantes de la Escuela de Medicina de Ponce y la Universidad Central del Caribe”, indicó el titular de Salud.

Rodríguez Mercado también señaló que “esta sería la primera vez que el programa OGB del Colegio Americano de Cirujanos coordina un programa de voluntariado dentro de los Estados Unidos”.

En el marco de la actividad, Rosselló Nevares anunció la firma de un acuerdo colaborativo entre el NMEAD y 20 instituciones de base de fe para establecer centros de distribución comunitarios que servirán a la ciudadanía en caso de una Declaración de Estado de Emergencia.

Este acuerdo establece el Community Hub Plan y convierte a las organizaciones en Grupos de Respuesta Comunitaria a Emergencias. En caso de ocurrir un desastre, se activarán para apoyar operaciones de emergencias declaradas a nivel municipal, estatal y federal.

Estos grupos contarán con suministros (agua, comida y comodidades), que entregará el NMEAD, para ofrecer una primera respuesta a las comunidades que tendrán asignadas.

Rosselló Nevares afirmó que “durante las emergencias causadas por los huracanes Irma y María, las instituciones comunitarias y de base de fe fueron claves en los procesos de recuperación. Con este proyecto buscamos maximizar recursos y ofrecer a la ciudadanía la oportunidad de recibir los suministros necesarios, sin depender de los municipios o las agencias estatales”.

Como parte del acuerdo, las organizaciones serán responsables de establecer, dividir y clasificar los suministros recibidos. Además, establecerán y coordinarán los esfuerzos dirigidos a la coordinación de servicios.

De igual forma, el NMEAD, se compromete a distribuir los suministros de manera ordenada y ágil, sin discriminación, sin distinción de raza, color, religión, nacionalidad, sexo, edad, discapacidad o situación económica.

Acevedo Caballero, destacó que “esta es la primera fase de este ambicioso proyecto con el que pretendemos brindar un mayor acceso a los suministros en situaciones de emergencia y garantizar que la ciudadanía reciba la ayuda que necesita”.

Las iglesias de distintas denominaciones que forman parte de este primer grupo se encuentran en los municipios de Arecibo, Barceloneta, Barranquitas, Corozal, Naranjito y Toa Alta. Se espera continuar adiestrando al sector comunitario y de base de fe hasta lograr tener estos centros de distribución comunitarios en los 78 municipios.

Mientras, el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Elmer Román González, destacó que “proyectos como el Community Hub buscan marcar una diferencia en la forma de prepararse y reaccionar ante los desastres. El compromiso del DSP es ayudar a nuestra gente a prepararse y sus siete negociados se mantienen activos para orientar y capacitar a la ciudadanía de cara a la temporada de huracanes que comienza el 1 de junio”.

El secretario concluyó al sentenciar que “es responsabilidad de todos tomar acción y adiestrarnos para garantizar la seguridad de nuestras familias”.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo