Hallan culpables a dos hombres por cometer “carjacking” contra una madre y sus dos hijos

Los acusados se enfrentan a una pena máxima de 15 años de prisión

Por Cyber News

La fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez Vélez informó el viernes, que Eddie Guerrero Narváez y Keyvan Cartagena Suárez, fueron declarados culpables de trabajar juntos para cometer un robo de auto contra una madre y sus dos hijos pequeños ante el Magistrado federal, Juan  Pérez Giménez quien presidió el juicio.

El 10 de enero, 2018, un gran jurado federal emitió una acusación contra Guerrero Narváez por robo de auto. Después de evidencia adicional se colocó a Cartagena Suárez en la escena del crimen, un gran jurado federal emitió una acusación formal añadiendo a Cartagena Suárez como un co-acusado.

Durante el juicio de 2 días, el gobierno presentó evidencia de que Guerrero Narváez y Cartagena Suárez trabajaron juntos, a plena luz del día, para hurtar mediante “carjacking” un vehículo utilitario BMW deportivo de una madre con sus dos hijos pequeños en el asiento trasero, a una estación Puma, que se encuentra cerca del aeropuerto en la calle de los Ángeles en Carolina, Puerto Rico.

De acuerdo con el testimonio de la víctima, el 3 de enero, 2018, Guerrero Narváez se acercó a ella mientras trataba de salir de su vehículo a la bomba de gas, entonces ella y sus hijos fueron amenazados al decirles que si cooperaba, ellos no los lastimarían e hizo un gesto como si tuviera un arma. Temiendo por su vida y la seguridad de sus hijos, la víctima accedió y permitió Guerrero Narváez tomara el vehículo.

Más tarde esa noche, Guerrero Narváez fue arrestado en Carolina, en la esquina de la BMW, con las llaves del auto. Cartagena Suárez caminaba con Guerrero Narváez en el momento de su detención.

Después de encontrar las huellas dactilares de Cartagena Suárez en la manija de la puerta del conductor, el permiso de conducir en el interior del coche, y la vigilancia de vídeo que muestra a Cartagena Suárez y Guerrero Narváez trabajando juntos en la gasolinera Puma, Cartagena Suárez se añadió a la Acusación.

De acuerdo con el testimonio de un agente especial del FBI, durante una entrevista, Cartagena Suárez admitió a ir a la gasolinera a sabiendas de que se produciría un robo de auto, estando presente para el robo de auto, y entrar en el vehículo robado después de Guerrero Narváez tomó el BMW de la víctima.

El caso fue procesado por el fiscal federal adjunto David Henek. Los acusados se enfrentan a una pena máxima de 15 años de prisión. La audiencia de sentencia está programada para el 12 de julio de, 2019 10:15 de la mañana.

Te podría interesar:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo