Zoé Laboy lamenta que hayan colgado proyecto para prohibir terapias de conversión

La legisladora del PNP alega que ofreció detalles al caucus cameral sobre el Proyecto del Senado 1000

Por Cybernews

La senadora Zoé Laboy Alvarado, autora del Proyecto del Senado 1000 para prohibir las terapias de conversión en Puerto Rico, agradeció la oportunidad de reunirse con el caucus de la mayoría en la Cámara de Representantes para explicarles la importancia de aprobar la medida, pero lamentó la decisión de bajar un informe negativo, lo que resulta en que la medida no será aprobada sin haber tenido el beneficio de llevarla a discusión en vistas públicas.

“Agradezco la apertura del presidente de la Cámara de Representantes Johnny Méndez y de los compañeros que me recibieron y escucharon. No obstante, aunque respeto la decisión de que radicarán un informe negativo, no estoy de acuerdo con que se haya hecho sin permitirle la oportunidad al pueblo de Puerto Rico de que se discuta y de que la ciudadanía se exprese sobre un tema tan importante, muy particularmente a las víctimas de las terapias de conversión”, expresó Laboy en declaraciones escritas.

El presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez dijo que Laboy no pudo ofrecer explicaciones sobre la medida al caucus mayoritario en la Cámara Baja. “Ella no pudo darle unas explicaciones convincentes a los miembros de nuestra delegación. Se le dio la oportunidad y hubo muchas preguntas precisamente para aclarar las interrogantes de los compañeros. Luego que ella salió, ella misma admitió que no tenía la data… Nos dimos cuenta que al proyecto le faltaba mucho. La delegación votó y decidió que la Comisión de lo Jurídico de María Milagros Charbonier tenía que hacer un informe negativo y hasta ahí llegó. Murió ya en la Cámara de Representantes”, dijo el líder cameral en entrevista radial (WKAQ).

Por su parte, la senadora alegó que durante la reunión compartió una presentación con detalles sobre lo que son estas terapias, los efectos adversos en aquellos y aquellas que son expuestas a ellas, las opiniones de profesionales en contra de estas terapias y datos sobre jurisdicciones que ya las han prohibido, entre otros.

“Es lamentable que sigamos invisibilizando poblaciones que pocos quieren ver y escuchar, pero que están pidiendo ayuda. De esos y esas no se levantan estadísticas por que preferimos hacerles invisibles. Nos toca a las y los legisladores cumplir con nuestro deber de representarlos a todos y todas”, puntualizó Laboy.

Te podría interesar: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo