El semen más longevo del mundo fue capaz de fecundar después de 50 años de congelación

Las muestras de semen, que estuvieron congeladas por más de 50 años, fueron capaces de provocar la concepción en al menos 34 ovejas.

Por Sergio Trujillo

Para cualquiera sonaría raro que el esperma de cualquier macho conservara la misma calidad y capacidad conceptiva aún después de 50 años. Si bien en la tercera edad se puede seguir produciendo semen, este claramente no será igual después de tanto tiempo. Sin embargo, un grupo de científicos en Australia comprobó que esto es perfectamente posible.

En 1968 un laboratorio de la Universidad de Sydney congeló las muestras de semen donadas por cuatro carneros. Desde entonces estuvo almacenándolas en pequeñas cápsulas con nitrógeno líquido a una temperatura de -196 Cº. Así fue durante 50 años hasta que hace poco un grupo de investigadores decidió poner a prueba su capacidad para generar descendencia.

De esta forma decidieron inseminar artificialmente a 56 ovejas con dichas muestras. El resultado fue sorprendente: 34 de ellas habían sido preñadas.

Pero eso no es todo. Quisieron comparar estos resultados con los de otras pruebas en las que se utilizaba esperma más reciente. Así, tomaron muestras de semen de 19 carneros y las congelaron por un mes. Después de ese periodo 1048 ovejas fueron inseminadas, de las cuales solo 618 quedaron en estado de embarazo.

Con estos números, el esperma congelado por un solo mes fue capaz de obtener una tasa de concepción de 59%. Mientras tanto, las muestras congeladas por 50 años dieron como resultado una tasa de 61%. Por lo tanto, todos esos años con exposición a bajas temperaturas no afectaron la calidad en lo más mínimo.

Este estudio se da como resultado de una larga tradición de investigaciones en reproducción animal de la Universidad de Sydney. Esto ha permitido tener avances significativos en materia de crianza selectiva en las últimas cinco décadas.

Los científicos señalan que estos estudios no solo aportan elementos novedosos a la ganadería, sino que también ayudan a entender un poco más cómo funciona la reproducción humana.

Es curioso pensar que donantes como Sir Freddie (abajo) fueron capaces de ser padres aún décadas después de haber fallecido.

El semen más longevo del mundo fue capaz de fecundar después de 50 años de congelación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te podría interesar: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo