Inacción del Gobierno provoca racionamiento, asegura alcalde de Isabela

Siete pueblos del noroeste de Puerto Rico estarán bajo racionamiento desde el próximo 20 de febrero

Por Cybernews

El alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri, responsabilizó el lunes, a la falta de acción del Gobierno Estatal y al Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos (USACE en inglés) por el racionamiento de agua en los pueblos que dependen del Embalse Guajataca.

Te podría interesar: 

Delgado Altieri indicó que tanto la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y su División de Riego y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) permitieron que USACE continuara la extracción de agua del embalse hacia el Río Guajataca, sin prever que los niveles estaban descendiendo aceleradamente ante la cercanía de una época de baja precipitación.

“Fui testigo de cómo durante el verano del 2018, USACE continuó haciendo descargas desde el embalse al Río Guajataca, levanté mi voz de alerta, tomamos fotografías y advertí que no era posible bajar el nivel del lago de una forma tan drástica sin que se tuviera la certeza de que eventos de lluvia nos afectarían, los que ciertamente nunca llegaron”, sostuvo Delgado Altieri en comunicación escrita.

Agregó que desde diciembre del 2017 ya él había comenzado a señalar mediante comunicaciones escritas a AEE, AAA, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA en inglés) y USACE; sus preocupaciones sobre el manejo del embalse y su efecto en el servicio de agua potable, ninguna de esas cartas tuvo como respuesta la elaboración de algún plan para evitar el racionamiento que se anunció hoy.

“Como parte de las visitas a mis constituyentes del barrio Planas visito con frecuencia el Lago Guajataca y es evidente que luego de esas descargas programadas, el nivel nunca aumentó y la falta de lluvia nos ha puesto ante un panorama de escasez de agua”, argumentó el primer mandatario isabelino.

Destacó que en el caso de Isabela, la situación es más preocupante ya que sus 46,000 habitantes dependen en su totalidad del Lago Guajataca para abastecer su planta de filtración, a diferencia de los demás pueblos que tienen otras fuentes de abasto alternas.

Precisó que en diciembre del 2017 cursó una carta al Presidente de AAA y USACE solicitando un estudio de viabilidad de una fuente de abasto para la Planta de Filtros Isabela Urbana, alterna al Lago Guajataca, ante los daños ocasionados por el huracán María al embalse y sus consecuencias en términos del flujo por el canal de riego

Recordó que en enero del 2018, la AAA te presentó un plan de ajustes operacionales anticipando una merma en la cantidad de lluvia y con un nivel aproximado en el embalse Guajataca de 191 metros. Dijo que en febrero del 2018 envió una segunda comunicación al Presidente de la AAA solicitando mayor agilidad en la búsqueda de opciones viables ante la cercanía de un racionamiento y además escribió a la AEE requiriendo conocer el plan de acción que se había delineado con USACE ante esa eventualidad.

“Ese plan nunca se materializó, los alcaldes afectados deberíamos haber entendido que la precipitación fue suficiente para evitar el plan de racionamiento y que se tomarían las medidas para evitar pasar por la misma experiencia en el 2019, hoy sabemos que no fue así”, subrayó Delgado Altieri.

Explicó que en abril del 2018 cursó una tercera carta al presidente de la AAA, Elí Díaz Atienza, esta vez para solicitar que se solicitaran fondos bajo la Ley de Financiación e Innovación de Agua de la EPA para sufragar el estudio de viabilidad de la fuente de abasto alterna. Dijo que en octubre de 2018 cursó una comunicación al entonces recién designado Director Ejecutivo de la AEE, ingeniero José Ortiz, para expresarle su preocupación, que no había sido atendida por ninguno de los organismos a quienes le dirigió sus comunicaciones escritas.

“Sostuve una reunión con el Ing. Ortiz, sin embargo al momento no ha surgido ninguna iniciativa dirigida a atender una necesidad, no de un Alcalde sino de los 46,000 habitantes de Isabela. Nos encontramos en febrero del 2019, ante un panorama más preocupante que el del año pasado”, apuntó el alcalde.

Añadió que “es nuestro deber señalar cómo las agencias concernidas no utilizaron la experiencia del 2018 para prepararse, evitar las descargas desde el embalse hacia el río y por el contrario nos colocan ante un racionamiento que podría durar varios meses, en el caso de Isabela, es lamentable que enfrentemos una situación mucho más difícil que la de los demás pueblos, y sin que nuestros múltiples reclamos hayan sido atendidos”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo