Fallas en transporte de personas con diversidad

Vista sorpresa a programa Llame y Viaje revela problemas en el servicio de transporte que según presidente de la AMA están en proceso de atenderse

Por Lyanne Meléndez García

Si bien el programa Llame y Viaje busca ofrecer transporte público a personas que por sus impedimentos físicos o mentales no puedan abordar un autobús de ruta regular, el servicio cuenta con serias fallas, que algunas de ellas se han prolongado por años.

Falta de choferes, guaguas que ya cumplieron su vida útil, extintores expirados y guaguas sin cinturones son parte de los asuntos que encontró la Comisión de Turismo y Bienestar Social de la Cámara de Representantes en una audiencia ocular sorpresa que realizó el legislador Néstor Alonso.

De acuerdo con el representante, una de las situaciones frecuentes en los vehículos que inspeccionaron fue que los cinturones de seguridad no se utilizaban o, simplemente, no estaban. “Hay personas con discapacidad que necesitan un cinturón para, si el chofer coge un hoyo o da un frenazo, la persona no confronte ninguna dificultad y tenga un accidente; mayormente las personas con problemas de movilidad o motores físicos”, argumentó. En algunos casos, las guaguas tenían problemas con la movilidad de las rampas, por lo que entonces “no podían montar personas con impedimentos en sillas de ruedas”. Hubo otras guaguas que presentaron extintores de fuego expirados desde 2014, los que se renuevan cada año.

Sobre las fallas estructurales en las guaguas, el presidente de la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA), Santos Delgado Marrero, planteó que “en términos de los cinturones, hay unas unidades que, de por sí, vienen sin cinturones para los pasajeros de la parte de atrás. Son guaguas de 2012 que, normalmente, las llamamos box transit service y vienen sin cinturón”.

Te podría interesar: 

Sobre los extintores, dieron instrucciones para que fueran cotejados y “se está trabajando con ellos”. Mientras, en el caso de la rampa que no bajó, apuntó que se debió a que el chofer de esa guagua no recordaba que, para activarla, había que presionar un botón al lado del asiento.

Otro factor que el representante Alonso explicó que pudieron notar, más allá de las fallas estructurales, es que “tienen un gran problema de presupuesto”. Entre ellos, la falta de choferes, falta de un plan de reestructuración de guaguas que se suponía debía realizarse en la pasada administración y trabas para acceder a fondos.

Por un lado, Alonso sostuvo que, para el programa Llame y Viaje, hay 76 choferes, pero que faltan unos 10 a 15 conductores. “Por los recortes que han hecho, hay varios que se han jubilado”. “Eso quiere decir que la población se afecta porque hay menos choferes disponibles para buscar a los pasajeros y para poder cumplir con un tiempo”, precisó el legislador.

El presidente de la AMA detalló: “Estamos pidiendo autorización a la Oficina de Gerencia y Presupuesto para hacer una convocatoria interna dentro de los mismos empleados de la Autoridad, pero primero hay que identificar los fondos y ellos nos tienen que autorizar para entonces empezar a reclutar”. De acuerdo con Delgado Marrero, el programa necesita tres conductores.

En entrevistas separadas, ambos coincidieron en que durante la pasada administración no se realizó un plan de reestructuración que les permitiera acceder a nuevas guaguas una vez cumplieran su vida útil. Están en proceso de solicitar $600 mil en fondos federales para lograr obtener las guaguas. “Dentro del programa hay guaguas de 2009 y 2011 que ya cumplieron su vida útil y las hemos tenido que mantener en funciones porque no se dejó un plan de remplazo de equipo”, explicó el presidente de la AMA.

Actualmente, salen de 27 a 30 guaguas diarias, de las 45 guaguas que tiene en total el programa. De estas, nueve ya cumplieron su vida útil. Delgado Marrero indicó que ya hicieron una orden de compra de dos unidades y están trabajando con un grant federal y “ya estamos seguros de que, por lo menos, para cuatro a cinco unidades podemos conseguir el dinero de ese grant, y en vez de comprar dos, comprar de seis a siete unidades. Y si logramos identificar para comprar las diez, lo vamos a hacer porque las necesitamos”. Espera que las primeras dos guaguas estén listas para mayo.

Alonso sostuvo que son problemas que llevan años y que impiden el acceso a personas con diversidad funcional. Por ello, investiga el estado de Llame y Viaje en la resolución 727, y sometió la resolución 757 para investigar el estado de las AMA, en la cual, próximamente, realizarán una vista sorpresa.

Loading...
Revisa el siguiente artículo