Comparan a Florence con el devastador huracán María

El poderoso huracán Florence azotará en las próximas horas a Las Carolinas de Estados Unidos con vientos de 140 millas por hora

Por Cybernews

El meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), Ernesto Morales dijo el martes que el huracán Florence será catastrófico para el área de Las Carolinas en Estados Unidos y lo comparó con el huracán María que azotó la isla hace casi un año.

“Esa región de Carolina del Norte, Carolina del Sur tienen que estar alerta para cualquier fluctuación que puede traer problemas significativos. (Florence) es bastante grande. Como siempre digo, no me gusta comprar los sistemas, pero esto se puede comparar con María con una pequeña fluctuación en la trayectoria. Estos sistemas fuertes como Florence, cómo fue María, cómo fue Irma, son fáciles de pronosticar porque hay un consenso entre los modelos, es un sistema fuerte y definido”, dijo Morales en entrevista radial (WKAQ).

“Lo que se espera es algo catastrófico para esa región”, alertó.

Trayectoria del huracán Florence Trayectoria del huracán Florence

Añadió que se trata de un área bastante poblada y turística. “Es bien vulnerable, es bien bajito, no hay mucha montaña. Son básicamente dunas de arena lo que hay en esa región. También está este peligro. Eso es lo más que se espera porque el sistema va un poco más lento y eso genera más marejada ciclónica”, agregó.

Informes de prensa indican que desde el lunes se ha ordenado el desalojo de cerca de un millón de personas en la zona.

“Cuando te mandan a salir ahí, hay que salir porque están bien expuesto al peligro, no solamente del viento porque van a tener lo tuvimos en María aquí. También van a tener mucha lluvia porque el sistema se está moviendo bastante lento. Especialmente, la marejada ciclónica es lo más que preocupa que eso fue lo que más causó muertes durante Katrina en New Orleans”, explicó Morales.

Te podrían interesar:

El boletín de las 8:00 de la mañana del Centro Nacional de Huracanes (CNH) ubica a cerca de la latitud 26.4 grados norte, longitud 64.6 grados oeste.

“Informes del Caza Huracanes de la Fuerza Aérea indican que los vientos máximos sostenidos han disminuido a cerca 130 millas por hora (215 km / h) con ráfagas más altas. Sin embargo, Florence sigue siendo un huracán de categoría cuatro en la escala de viento de huracanes Saffir-Simpson. Se pronostica que se volverá a fortalecer durante el próximo día más o menos. Se espera que Florencia sea un huracán importante extremadamente peligroso de aquí al jueves por la noche”, indica el boletín.

Asimismo, detalla que los vientos huracanados se extienden hacia afuera hasta 40 millas (65 km) del centro y los vientos de fuerza de tormenta tropical se extienden hacia afuera hasta 150 millas (240 km). El mínimo de la presión central es de 950 milibares (28.05 pulgadas).

Se espera que Florence produzca lluvia total entre 15 a 20 pulgadas con máximas aisladas de 30 pulgadas a su paso por partes de Carolina del Norte, Virginia y el norte de Carolina del Sur hasta el sábado. Esta lluvia puede producir inundaciones repentinas. Además, las condiciones de huracán son posibles dentro del área de vigilancia tarde el jueves o el jueves por la noche, con condiciones de tormenta tropical posible para el jueves por la mañana.

El CNH mantiene una vigilancia de marejada desde Edisto Beach South Carolina hasta la frontera entre Carolina del Norte y Virginia y para Albemarle y Pamlico Sounds, incluyendo Neuse y Pamlico Rivers. Además, hay una vigilancia de huracán para esa zona.

Mientras tanto, Carmen, una puertorriqueña residente de Carolina del Norte relató cómo van los preparativos y también comparó a Florence con el huracán María. “Se ve horrible. Yo estoy pensando que va a ser como María pasó en Puerto Rico”, dijo en entrevista radial en la misma emisora.

Detalló que vive a hora y media Wilmington, por donde entraría el huracán. “Entra por Wilmington pero aparentemente el ojo y todo va a pasar por donde yo vivo”, relató la mujer que lleva más de 20 años viviendo en el mencionado estado.

“Aquí la gente está como loca. Yo fui ayer (lunes) a comprar provisiones y no quedaba agua, no quedaba pan, no quedaba nada. Pero pues, compré cosas enlatadas, compré cereal, compré la estufita de gas. Aquí todas las casas son de madera pero la mía tiene ladrillos por afuera. Estamos rezando”, añadió.

No obstante, indicó que el área donde vive no ha sido evacuada. Asimismo, dijo que en Fayetteville es la zona donde más boricuas residen.

Loading...
Revisa el siguiente artículo