Florence a punto de convertirse en un fuerte huracán

El ciclón podría afectar esta semana a varios estados del sureste de Estados Unidos

Por AP

Se prevé que la tormenta Florence se convierta el lunes en un fuerte huracán capaz de causar daños de manera directa en un área entre las Carolina y la región del medio Atlántico esta semana.

Florence superó el límite de 119 kilómetros (74 millas) para pasar de tormenta tropical a huracán el domingo por la mañana, y para la noche sus vientos eran de 140 kph (85 mph) mientras el Centro Nacional de Huracanes advertía que una avioneta cazadora de huracanes halló que la tormenta se fortalecía rápidamente. Meteorólogos dijeron que se prevé que Florence se convierta en un huracán fuerte y peligroso en algún momento del lunes y mantenga esta fuerza durante unos días.

Te podría interesar:

Hasta las 11 de la noche, hora del este de Estados Unidos, la tormenta estaba centrada a unos 1.100 kilómetros (685 millas) al sureste de Bermuda y se dirigía hacia el oeste a 11 kph (7 mph). Sus vientos sostenidos máximos eran de 150 kph (90 mph). Si se nutre de la temperatura tibia del mar, podría convertirse en un peligroso huracán de categoría 4 con vientos de 209 kph (130 mph) o más para el martes, dijo el centro con sede en Miami. El centro también dijo que el huracán Isaac se ha convertido en el quinto huracán con nombre de la temporada del 2018 en el Atlántico.

ap18252837716754-baa0cb93b12b2b2608ebf2b5aa9e3229.jpg

Isaac estaba a unos 2.100 kilómetros (1.305 millas) al este de las islas Windward con vientos máximos sostenidos de 120 kph (75 mph) el domingo por la noche. La tormenta se dirigía al oeste a 22 kph (14 mph) y se prevé que aumentará de velocidad en las siguientes 36 horas. No representa una amenaza a tierra por el momento, dijo el centro.

Meteorólogos dijeron que es muy pronto para saber la ruta exacta que la tormenta tomará pero advirtieron que podría tocar tierra en las Carolina para el jueves. Pero las autoridades no estaban dejando nada al azar y los gobernadores de las Carolina y Virginia declararon de antemano estados de emergencia.

Barcos de la Marina en la costa de Virginia se aprestan a desviarse de la ruta del fuerte huracán, una universidad de Carolina del Norte canceló clases y muchas personas comenzaron a juntar maderas, agua y otros abastecimientos aun cuando Florence estaba lejos, al sureste de Bermuda.

Loading...
Revisa el siguiente artículo