Facultad y padres condenan decisión de Keleher sobre reubicación de maestros

"Esta decisión trastoca toda nuestra organización escolar en una fecha que afecta el progreso de nuestros alumnos"

Por David Cordero

Miembros de la Facultad de la Escuela Superior Eloisa Pascual, ubicada en el barrio Bairoa en Caguas, así como padres y estudiantes, emitieron hoy una declaración conjunta condenando la decisión del Departamento de Educación (DE) de remover cuatro maestros del plantel para reubicarlos en otras escuelas. 

"Hoy, encaminados a completar nuestro año escolar, aún recibiendo estudiantes que retornan a su escuela, remueven a cuatro excelentes miembros de la facultad para ubicarlos en otras escuelas. Esta decisión trastoca toda nuestra organización escolar en una fecha que afecta el progreso de nuestros alumnos", lee una carta enviada hoy a los padres de los alumnos del plantel, firmada por la directora escolar, Marisol Cabrera.

"Sabemos y reconocemos que este proceso pudo haber sido diferente, pero tenemos que responder a lo que el Sistema Central de Educación pretende implementar", señala la misiva.

Metro supo que en dicho plantel un maestro de noveno grado, uno de décimo grado y dos de undécimo y duodécimo recibieron hoy una carta en la que el DE les notificó que ya no serían parte de la Facultad del plantel en el que han laborado y los citaba a la oficina de Distrito Escolar de Gurabo. Con la reubicación se afectan principalmente los estudiantes del grado 12, próximos a completar sus estudios de Escuela Superior y graduarse.

"Es una combinación de tristeza, coraje y una vergüenza ajena, porque esto raya en lo ridículo, faltando dos meses y medio de clase y luego de un año tan duro para todo el mundo y para nuestra escuela más”, afirmó Aimé Cora, madre de uno de los estudiantes de duodécimo grado. Cora explicó que el plantel cuenta con seis grupos de grado 12, pero que par el lunes el plantel debe reorganizar los grupos y formar solo cuatro.

La madre permanece alerta, dado que su hijo pertenece al grupo de Educación Especial, que no debe exceder los 20 alumnos. También dijo que el grupo de estudiantes avanzados recibe cursos especiales, de modo que agrandarlo podría afectar la dinámica de estudio, a dos meses y medio de que culmine el año escolar.

En la declaración conjunta, miembros de la facultad, padres y estudiantes hicieron referencia a que la administración del DE no practica los valores que busca implementar en los currículos del sistema.

"Cómo confiar en un sistema que menosprecia a sus empleados, desplazándolos sin piedad, sin darles oportunidad de organizarse, de cerrar capítulo con sus alumnos y sin saber a dónde ir. Cómo demostrar bondad, si no han tenido la capacidad de ver el efecto nefasto en cadena que tienen sus decisiones desacertadas ante una comunidad escolar".

La Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) denunció esta mañana que, por segunda ocasión en menos de dos semanas, el DE declaró excedentes a cientos de maestros “de manera atropellada, sin estudios, sin tacto y maltratando institucionalmente a nuestros niños”, según indicó Mercedes Martínez Padilla.

La presidenta de la Federación recordó que “hace dos semanas, este atropello había ocurrido y ante las denuncias de los educadores, lo revocaron. Hoy vuelven a desarticular las escuelas, reagrupar estudiantes y generar caos, cuando sólo faltan dos meses para que culmine el semestre”.

La dirigente magisterial calificó como “hipócrita” el reclamo mediático de la secretaria de Educación, Julia Keleher, de que actúa velando por el interés de los niños.

Al igual que dicha escuela en Caguas, de acuerdo a la FMPR, maestros de la Escuela Martín González, de Carolina, Escuela Francisco Morales, de Naranjito, Escuela Eugenio María de Hostos, de Hatillo, entre otros, fueron removidos por directrices de la agencia.

En declaraciones a Metro, el DE indicó que "lo que ocurrió hace dos semanas no fue que se revocó la intención de identificar recursos disponibles, sino que en aquella ocasión se identificó una cantidad equivocada, mayor a la real, por un error cometido por un contratista del DE, tras no consultar sus hallazgos con los directores regionales".

"En ese momento los directores regionales procedieron a validar los datos para lograr brindarle maestros a los niños que desde hace semanas o meses no cuentan con uno por diversas razones que se explicarán", añadió el DE en la declaración escrita, aunque aún no han explicado las razones a las que hace referencia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo