Casa Blanca busca acelerar aprobación de reforma fiscal

La redacción actual del proyecto impondría a las empresas en Puerto Rico un 20% en impuestos de importaciones a Estados Unidos

Por Metro Puerto Rico
El director de presupuesto de la Casa Blanca Mick Mulvaney en conferencia de prensa en la Casa Blanca en Washington. / AP
Casa Blanca busca acelerar aprobación de reforma fiscal

Washington D. C. — La Casa Blanca declaró hoy que está dispuesta a eliminar una cláusula sobre la ley de salud en el proyecto de reforma fiscal que está siendo debatido por el Senado, si es que ese apartado está impidiendo la aprobación del proyecto.

La cláusula derogaría el requerimiento de que todos los estadounidenses tengan seguro médico a riesgo de pagar una multa, pero se ha topado con la resistencia de la senadora republicana por Maine, Susan Collins, cuyo voto es indispensable para la Casa Blanca. Collins declaró el domingo que la reforma de salud es un tema distinto que debe ser debatido aparte.

De acuerdo a Prensa Asociada, el director de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, dijo que el gobierno de Donald Trump analiza la posibilidad de eliminar ese artículo, que anularía uno de los pilares de la reforma del sistema de salud aprobada por el anterior gobierno de Barack Obama.

El presidente Donald Trump había exigido agregar esa cláusula a la propuesta, en parte para demostrar que se está avanzando en el objetivo de los republicanos de anular la ley de Obama. Los republicanos han intentado numerosas veces anular la ley en votaciones en el Congreso, sin éxito.

"Yo no creo que a nadie le cabe la menor duda de cuál es la posición de la Casa Blanca en cuanto a la derogación de Obamacare. Totalmente queremos derogarla", dijo Mulvaney el domingo.

"Si podemos anular parte de Obamacare como parte de la reforma fiscal y tener una reforma fiscal buena con posibilidades de ser aprobada por el Congreso, eso sería magnífico, pero si se convierte en un obstáculo para lograr la aprobación de la reforma fiscal, aceptaríamos sacar esa cláusula", agregó Mulvaney.

El director legislativo Marc Short declaró el domingo que la Casa Blanca "está muy complacida con la reforma fiscal" sin la cláusula sobre seguro médico, pero aclaró que la Casa Blanca considera el requerimiento de tener seguro médico como un impuesto "y estamos complacidos de que el Senado incluyó el pedido de derogarlo en su versión".

El tema de discordia es el requerimiento de que todos en Estados Unidos tengan seguro médico o paguen una multa. Eliminar ese requerimiento agregaría unos 338,000 millones de dólares en ingresos en los próximos 10 años, fondos que los responsables de redactar la reforma fiscal ansiaban usar para aprobar más recortes de impuestos.

Los demócratas rechazan la propuesta de reforma fiscal propuesta por los republicanos, al considerar que otorga excesivos beneficios a las corporaciones y a los ricos a expensas de los más pobres.

El presidente Trump escribió ayer en Twitter que "los senadores republicanos están trabajando arduamente para que se aprueben los recortes impositivos y la reforma fiscal. ¡Espero que no tome mucho tiempo y que no quieran decepcionar al público estadounidense!".

Incierto panorama para Puerto Rico

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el pasado jueves la reforma contributiva sin la inclusión de Puerto Rico, que es considerado en la redacción actual del proyecto como una jurisdicción foránea para efectos de la aplicación de la reforma.

De ser aprobada por el Congreso, sin enmiendas respecto a Puerto Rico, la reforma impondría a las empresas en la isla un 20% en impuestos de importaciones a Estados Unidos

Durante semanas diversos grupos locales han cabildeado en Washington para que la medida incluya la isla, ya que según la Asociación de Industriales podría impactar 70,000 empleos bien remunerados.

"Puerto Rico todavía está trabajando para reconstruir después del daño ocasionado por los huracanes Irma y María. El Congreso ha estado enviando ayuda, muchos de nuestros miembros han visitado Puerto Rico después de la tormenta y siempre estamos buscando más formas de ayudar a la isla", expresaron el presidente de la Cámara de Representantes federal, Paul Ryan, y la comisionada residente, Jenniffer González-Colón, en una declaración en conjunto luego de la aprobación del proyecto en la Cámara.

"Una de esas maneras es a través de incentivos fiscales adicionales para que nuestros conciudadanos estadounidenses en Puerto Rico puedan tener todos los recursos posibles para reconstruir sus vidas y su economía. Nuestra intención es hacer mejoras a nuestra legislación en materia de reforma tributaria, en lo que se refiere a Puerto Rico, cuando vayamos a conferencia”, añadieron.

Vea también:

Cámara federal aprueba reforma contributiva sin Puerto Rico

Miriam Ramírez revienta contra el gobernador y la comisionada

Gobernador abogará por la inclusión de P. R. en la reforma contributiva federal

Loading...
Revisa el siguiente artículo