La Junta se las canta y da ultimátum al gobernador y líderes legislativos

Exigen que le hablen al pueblo con honestidad sobre la realidad fiscal y advierten sobre posible falta de liquidez para pago de nómina a fines de este año.

Por David Cordero

Los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) exigieron hoy al Gobierno de Puerto Rico a hablarle con claridad y honestidad al pueblo puertorriqueño respecto a la situación fiscal que enfrenta el país.

En una carta enviada hoy al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló; al presidente del Senado Thomas Rivera Schatz; y al presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Méndez, la Junta les lanzó un ultimátum y los exhortó a continuar trabajando “dentro de los parámetros de PROMESA”.

“Las modestas mejoras en la liquidez no cambian la realidad de la situación fiscal de la Isla. Conforme a la ley vigente, a partir de julio, Puerto Rico enfrentará un problema de flujo de efectivo que empeorará debido a la pérdida de fondos federales y al agotamiento de los activos de los fondos de pensiones”, apuntó la Junta en la misiva.

Según planteó la Junta, se avanzará escasamente hacia el objetivo de garantizar la liquidez necesaria para financiar servicios esenciales en el año fiscal 2018 si no hay equilibrio fiscal en un momento determinado y, más importante aún, si la implementación de los planes para producir los ahorros presupuestarios necesarios durante el año fiscal son inadecuados o mal ejecutados.

“Si eso sucede, es casi seguro que Puerto Rico se quedará sin dinero para financiar la nómina del gobierno central en noviembre o diciembre de este año”, advirtió e lente federal.

“La estabilidad sólo se puede proyectar con seriedad si la gente conoce y entiende la realidad de la situación fiscal de Puerto Rico y las medidas serias que se están tomando para abordarla”, añadió la Junta en la carta.

Gobierno aún no ha definido qué son “servicios esenciales”

En la misiva firmada por el presidente de la Junta, José Carrión III, el cuerpo planteó, además, que si bien la administración presentó un plan de liquidez con el presupuesto propuesto, aún no confían en la capacidad de Puerto Rico para financiar los servicios esenciales de manera ininterrumpida a lo largo del año fiscal, al tomar en cuenta varios escenarios de riesgo.

Peor aún, la Junta reiteró la necesidad de que el Gobierno de Puerto Rico defina “lo antes posible” cuáles son los servicios que serán calificados como “esenciales”.

“Debemos reiterar nuestras peticiones anteriores instando a la administración a que haga y comunique lo antes posible las determinaciones de política pública necesarias con respecto a lo que entiende que constituyen ‘servicios esenciales’ en el contexto de PROMESA”, puntualizó la Junta en la carta.

“Como saben, a la luz de la situación fiscal de Puerto Rico, un presupuesto conforme a PROMESA debe reflejar asignaciones apropiadas para la adecuada financiación de servicios esenciales, beneficios de pensiones, inversiones para estimular el crecimiento y otras prioridades de PROMESA. Ya no podemos permitirnos los negocios como siempre”, continuó.

Reiteran posibilidad de reducción de jornada laboral

La Junta mostró preocupación respecto a que la ciudadanía pueda subestimar la naturaleza y el impacto de las medidas de “responsabilidad” fiscal, o los recortes que entrarán en vigor a partir del 1 de julio.

“También es motivo de preocupación que parte de la narración que se está produciendo en el discurso público no caracteriza adecuadamente la situación fiscal verdaderamente desafortunada que afronta el Estado Libre Asociado, lo que lleva al público a subestimar la verdadera naturaleza y el impacto de algunas de las medidas de responsabilidad fiscal”, expresó el ente federal.

En ese sentido, el cuerpo reiteró la posibilidad de que en el próximo año fiscal tenga que ser implementada una reducción a la jornada laboral de los empleados públicos, así como la eliminación del bono de Navidad, a menos que el Gobierno logre una reserva de $200 millones para el 30 de junio, además del “requisito principal”, entregar planes de implementación de medidas de reducción del tamaño o reducción de gastos que demuestren que los ahorros requeridos por el plan fiscal serán alcanzados por la administración.

Vea también:

Despidos y recorte de jornada en gobierno siguen sobre la mesa

Junta de Control Fiscal certifica por unanimidad el presupuesto

Loading...
Revisa el siguiente artículo