Gobernador defiende el plebiscito pese a boicot

"Nuestro objetivo es uno y es bien claro, tener un plebiscito que tenga la validación y que sea vinculante por parte del Congreso", afirmó Rosselló Nevares.

Por David Cordero

Las enmiendas realizadas a la Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico que da paso al plebiscito programado para el 11 de junio, ya fueron enviadas al Departamento de Justicia federal para su reconsideración, dijo esta tarde el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares.

Nosotros tenemos una comunicación continua con el Departamento de Justicia, con Casa Blanca, con el Congreso, sobre lo que son los cambios que ya hicimos, implementamos y firmamos, cambios establecidos en la carta, así que a nuestro entender ya no hay excusa”, apuntó el gobernador.

El pasado jueves, el secretario de Justicia federal, Jeff Sessions, envió una carta a Rosselló Nevares invalidando el diseño original del plebiscito, específicamente la exclusión del estatus político actual de la Isla y las definiciones de “estadidad” y “libre asociación/independencia”.

“Nuestro objetivo es uno y es bien claro, tener un plebiscito que tenga la validación y que sea vinculante por parte del Congreso, así que en este proceso el que se beneficia es el pueblo y nosotros vamos a continuar sosteniendo conversaciones con el Departamento de Justicia para lograr ese objetivo”, aseguró el gobernador, quien dijo además que ya las enmiendas fueron enviadas a la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA), que se ha encargado de divulgar las enmiendas en las agencias federales pertinentes.

Enfocado el gobierno en lograr plebiscito “vinculante”

En declaraciones previas, el secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario, dijo Justicia federal no debe tener ahora ningún problema en certificar el diseño del plebiscito, lo que a su vez dejaría sin excusa al Congreso para que mostrara su aval.

Justicia federal dijo que necesitaría tiempo para la nueva revisión, pero Rosario expresó que “entendemos que tienen el tiempo suficiente. […] No les debe coger más de una semana”.

En esa misma línea, el gobernador expresó hoy que “vamos a seguir trabajando para asegurarnos que este proceso vaya por todas las Ramas y que se cumpla con lo que eran los objetivos del Congreso y del Departamento de Justicia para poder tener un proceso vinculante y avalado por el Congreso”.

Al momento, Justicia federal no ha certificado el nuevo diseño ni el Congreso ha expresado su aval, algo que el gobernador espera ocurra en algún momento antes del 11 de junio.

Precisamente hoy, la Junta de Gobierno del Partido Popular Democrático (PPD) acordó no participar del plebiscito y que así se le recomendará a la Asamblea General de la institución que se reunirá este domingo en Carolina para atender este asunto.

El presidente del PPD, Héctor Ferrer, anunció que su partido boicoteará la consulta que definió como “amañada” en una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por la plana mayor de la pava.

Antes que el PPD, líderes del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), anunciaron el lunes que promoverán un boicot a la consulta.

“En términos del boicot, la historia nos dice que es la peor estrategia”, apuntó por su parte el gobernador, en reacción al plan de boicot del PPD y el PIP. “Eso es una decisión de un liderato político, están dejando a todo ese pueblo que ellos dicen estar representando, fuera de la participación de lo que puede ser el primer plebiscito vinculante y avalado por el Congreso de los Estados Unidos y uno se tiene que preguntar cuál es el interés y cuál la motivación detrás de ello”.

El gobernador insistió en que este será el primer plebiscito “vinculante” y avalado por el Congreso, pese a que no ha habido al momento una expresión de la legislatura federal en ese sentido

Aún así, Rosselló Nevares reiteró que “el liderato político debe hacer lo que está en los mejores intereses de sus constituyentes y si viene un plebiscito que es vinculante, el primero en la historia avalado por el Congreso, el pueblo de Puerto Rico se tiene que preguntar si en efecto este liderato está tomando las decisiones apropiadas para esos constituyentes”.

El primer ejecutivo dijo además que la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) debe asegurarse de que el proceso plebiscitario sea uno “transparente” y claro, ante la posibilidad de que no haya representación de funcionarios del PIP y del PPD en los colegios electorales, al tiempo que invitó al liderato de dichos partidos a reconsiderar sus posiciones.

“Tiempo hay para que tengan representación, tiempo hay para que tengan todos sus constituyentes representados”, apuntó el gobernador.

“Yo creo que van a haber unos cambios, yo los anticipo y ahí se les va a ver la costura a distintos compañeros que han tomado algunas posiciones, pero lo cierto es que ante el panorama que continúa discutiéndose, puede haber unos cambios”, dijo Rosselló Nevares respecto a las posiciones del PIP y el PPD, haciendo referencia a que una vez el plebiscito cuente con el aval que esperan del Congreso, tanto el PIP como el PPD reconsiderarán sus posturas.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo