Aumentan las muertes por embarazo en EE. UU.

Las madres mueren en aproximadamente 17 de cada 100.000 nacimientos en el país al año, más de los 12 por cada 100.000 que se registraron hace un cuarto de siglo

Por AP

Más mujeres estadounidenses están muriendo por causas relacionadas con el embarazo, y más de la mitad de esos decesos se pueden prevenir, de acuerdo con un reporte de las autoridades sanitarias del gobierno de Estados Unidos publicado el martes.

Aunque estas muertes son inusuales, con unas 700 al año, han aumentado durante décadas, sobre todo entre las negras.

“Hoy en día, una madre estadounidense tiene 50% más probabilidades de fallecer en el parto que las que tuvo su propia madre”, dijo el doctor Neel Shah, un obstetra de la Escuela de Medicina de Harvard.

En tanto, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos ha publicado nuevas directrices en las que señaló que las mujeres deberían tener una evaluación integral de riesgo cardiovascular 12 semanas después de haber dado a luz, pero hasta un 40% de las mujeres no regresan para realizarse el estudio y los problemas relacionados con el costo podrían ser una de las razones.

Te podría interesar: 

Los sangrados e infecciones solían provocar la mayor cantidad de muertes relacionadas con el embarazo, pero actualmente las afecciones relacionadas con el corazón son la principal causa.

“El embarazo es realmente una prueba de esfuerzo” debido a la sangre adicional que el corazón debe bombear para la madre y el bebé, explicó el director del panel de directrices, el médico James Martin. Eso puede revelar problemas anteriores que se desconocían o conducir a nuevos.

El reporte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades encontró que alrededor de un tercio de las muertes por maternidad ocurrió durante el embarazo, mientras que un tercio sucedieron durante o luego de una semana del nacimiento, y el resto hasta un año después.

A nivel mundial, la mortandad derivada de la maternidad disminuyó alrededor de 44% entre 1990 y 2015, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. Pero Estados Unidos está fuera de sintonía.

Loading...
Revisa el siguiente artículo