Un diagnóstico médico cambió hace seis años la vida de Ryan y la de sus padres, Elizabeth Miranda y Raúl Rodríguez. Sin embargo, el cannabis medicinal les ha devuelto la esperanza, no solo de una mejor calidad de vida para sus hijos, sino la de toda la familia.

Ryan fue diagnosticado con perlesía cerebral, hipotonía severa y epilepsia a los dos años. Hoy día tiene ocho y es uno de los 168 pacientes menores de 21 años que, hasta el momento, cuentan con una licencia de autorización para el uso de cannabis medicinal.

“Esta medicina alternativa nos ha cambiado la vida”, afirmó Elizabeth ayer, en conferencia de prensa.

Antes de comenzar con el tratamiento hace 11 meses, el menor sufría episodios de ataques epilépticos que duraban hasta una hora. Durante un periodo de seis meses, sufrió ataques todas las noches, relataron sus padres. Ryan tenía dificultad grave para conciliar el sueño, comer y prestar atención en sus terapias, pero, desde que comenzó el tratamiento con cannabis medicinal, la historia es muy distinta.

“Le diría a las madres que se atrevan a que sus hijos utilicen cannabis medicinal”, afirmó Elizabeth Miranda, madre de Ryan.

“Hemos visto un 100 % de mejoraría en su actitud, en su manera de ser, en su atención, se ve más activo, se ve más atento”, indicó Raúl. Durante el pasado año de tratamiento, Ryan ha sufrido solamente un ataque de epilepsia, duerme ocho horas en la noche y consume los alimentos con facilidad.

“Gracias al cannabis medicinal, mi hijo Ryan está con vida”, aseguró Elizabeth, al tiempo que habló sobre el impacto positivo del tratamiento, tanto para ella como para su esposo. Retomamos nuestras vidas. No podía ejercer mi profesión, no podíamos dormir”, relató.

El cannabis ayuda a controlar las crisis epilépticas, ya que los ingredientes activos de tetrahidrocannabinol (conocido como THC) controlan las convulsiones mediante la unión  a las células cerebrales responsables de controlar la excitabilidad y regular la relajación, explicó el secretario del Departamento de Salud (DS), Rafael Rodríguez Mercado, neurólogo de profesión.

“Como neurocirujano, tengo dos pacientes, que sufren de convulsiones, que se están beneficiando de este tratamiento”, sostuvo el secretario, quien anunció ayer el lanzamiento de la campaña “El cannabis medicinal es bienestar”.

TE PODRÍA INTERESAR

El testimonio de la familia de Ryan, natural de Lares, es una de las historias con las que se busca orientar y educar a la comunidad en general sobre los beneficios médicos del cannabis y las posibilidades que provee de una mejor calidad de vida para los pacientes de diversas enfermedades.

Acabar con el estigma “de una vez y para siempre”

Con la nueva campaña, el DS busca, además, romper con los estigmas y estereotipos, que son todavía un obstáculo para miles de pacientes que podrían beneficiarse del tratamiento,

“Que el estigma que hay con el cannabis medicinal se acabe de una vez y para siempre, y se considere para condiciones neurológicas y otras condiciones de dolor”, planteó el secretario.

Asimismo, la presidenta de la Asociación de Cannabis Medicinal de Puerto Rico, Ingrid Schmidt, recordó a los padres que, en el nuevo Reglamento de Cannabis Medicinal, se amplió la lista de afecciones debilitantes autorizadas para el uso de cannabis, como el autismo, que afecta a infantes y menores de edad, así como la glaucoma, entre otras. Además, recordó que otras enfermedades, como el cáncer, afectan a menores de 21 años, que tienen la oportunidad de beneficiarse del tratamiento obteniendo la licencia con un acompañante autorizado.

“Nos queda camino por andar, y en la medida en que vayamos educando, en la medida en que vayamos llevando estos testimoniales, va a ser la forma en que mucha más gente va a atreverse a tratar esto como una alternativa para sus dolencias y para sus condiciones debilitantes”, sostuvo Schmidt.

De acuerdo con cifras del DS, al 1.o de septiembre de 2018, alrededor de 35,378 personas cuentan ya con una licencia para el uso de cannabis medicinal en Puerto Rico. Hasta el momento, la Junta Reglamentadora de Cannabis Medicinal del Departamento de Salud ha otorgado 53 licencias de dispensarios, 18 de cultivo, 15 de manufactura y tres de laboratorios de control de calidad, explicó el licenciado Antonio Quilichini, director ejecutivo de dicho cuerpo reglamentador. “Hay una convocatoria abierta, o sea, que se siguen aceptando solicitudes para todo”, indicó.

En la conferencia se instó a  los pacientes y médicos a utilizar la nueva plataforma digital en la página https://licenciacannabis.salud.gov.pr/, donde al usuario se le facilita su gestión  de solicitud de licencia o renovación, desde la comodidad de su hogar o donde tenga acceso a Internet. La gestión a través del portal tiene un costo adicional de $20 dólares.

Según explicó, se trata de un servicio adicional y que no es obligatorio, sino una alternativa para aquellos pacientes y médicos autorizados de cannabis medicinal que quieran obviar tener que ir personalmente a realizar la gestión en las oficinas regionales de la agencia.

Lista de condiciones médicas debilitantes autorizadas para el uso de cannabis medicinal, de acuerdo al nuevo Reglamento de Cannabis Medicinal:

  • Alzhéimer
  • Anorexia
  • Artritis
  • Autismo
  • Cáncer y el tratamiento de quimioterapia para el Cáncer
  • Depresión
  • Desórdenes de Ansiedad, según definidos en el DSM V (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders)
  • Desórdenes relacionados al Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) Positivo
  • Enfermedades degenerativas tales como: la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y la Esclerosis Múltiple
  • Enfermedad Inflamatoria Intestinal
  • Enfermedades incurables y avanzadas que requieran un cuidado paliativo
  • Epilepsia
  • Fibromialgia
  • Glaucoma
  • Hepatitis C
  • Insomnia
  • Lesiones en el Cordón Espinal
  • Migraña
  • Neuropatías Periferales
  • Parkinson
  • Síndrome de Estrés Postraumático (PTSD)
  • Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)
  • Trastorno Bipolar
  • Cualquier otra condición que cause caquexia, dolor crónico, náuseas severas o espasmos musculares persistentes o que el Cuerpo Asesor Médico recomiende y la Junta así lo exprese mediante Determinación Administrativa.

Vea también:

Loading...
Revisa el siguiente artículo