Fergie confiesa que su adicción a las drogas la llevó a sufrir de psicosis y demencia

Fergie contó detalladamente las fuertes consecuencias que sufrió debido a su abuso de sustancias prohibidas: "Alucinaba a diario"

Por Katiuska Graterol

Fergie formó parte de una de las bandas más exitosas de los años 2000, Black Eyed Peas, como vocalista, y única mujer en el grupo. Pero su carrera comenzó muchísimo antes, a los 9 años, en programas infantiles de la televisión norteamericana.

Stacy Ann Ferguson, mejor conocida como Fergie, nació el 27 de marzo de 1975 en Hacienda Heights, en California, Estados Unidos. Allí dejó a un lado su niñez para empezar a buscar espacio y reconocimiento en una industria que no muchos saben cómo enfrentar. “Cuando eres un niño trabajador tienes que ser profesional: te enseñan a no tener berrinches, a siempre complacer a los demás", comentó hace un tiempo en The Sunday Times.

Fergie: "Alucinaba a diario"

La actriz y cantante recuerda las fuertes jornadas de trabajo a las cuales se sometía y cómo comenzó a sufrir las consecuencias. “Llega un momento en el que aprendes a reprimir tus sentimientos. Esa es una de las razones por las que caí en las drogas más adelante”, confesó.

Para los 90 Fergie pertenecía a la banda Wild Orchid junto a sus amigas Stefanie Ridel Renee Sandstrom. Y en medio de presentaciones se dividía como podía para también filmar películas. Razón por la cual empezó a consumir metanfetaminas, para poder aguantar la intensidad, según ella misma contó.

Durante una entrevista con I News, en 2017, la artista estadounidense detalló cómo estaba afectándole gravemente su adicción a las drogas. “Fue mi punto más bajo: sufría de psicosis y demencia inducidas químicamente. Alucinaba a diario. Me llevó un año dejar de tomar esa droga y que los químicos que había mi cerebro se calmaran. Después dejé de ver cosas. Solo estaba sentada, viendo una abeja o un conejito al azar”.

"Entendí que no quería seguir viviendo así"

"El tema de las drogas era algo muy divertido. Hasta que dejó de serlo. Pero doy gracias todos los días de que me pasara a mí. Porque esa es mi fortaleza, mi fe, mi esperanza para algo mejor. Saber que pude salir me dio seguridad”, relató.

Recordó además un horrible episodio que fue el detonante para que buscara ayuda y formara parte de una iglesia. “Al principio intentaron echarme, porque me estaba moviendo por los pasillos de manera loca. Pensé que había una cámara de rayos infrarrojos en la iglesia tratando de verificar mi cuerpo. Pasé corriendo por el altar hacia un pasillo y dos personas me perseguían”, dijo Fergie.

La artista buscó refugio en Dios pero también necesitó intervención médica, debido a la magnitud de lo que estaba viviendo, pues pesaba 40 kilos. Le aconsejaron internarse en una clínica para drogadictos en recuperación. Aunque le cotó aceptarlo lo hizo para poder hacer la desintoxicación y empezar a liberarse de las sustancias. “Las drogas me hacían mal y entendí que no quería seguir viviendo así. Por eso busqué ayuda”.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo