Concluye el desfile de evidencia en el caso federal contra el productor Raphy Pina

Mañana ambas partes ofrecerán sus argumentos finales antes de que el jurado se retire a deliberar

Por Manuel Guillama Capella

Tras el testimonio de la supervisora de una compañía de sistemas de alarmas de seguridad, citada por la defensa, ambas partes concluyeron la presentación de evidencia en el juicio federal que se celebra contra el productor musical Raphy Pina por alegada posesión ilegal de armas.

En la tarde de hoy, el juez Francisco Besosa indicó a los miembros del jurado que mañana se presentarían los argumentos de cierre del ministerio público y la defensa, tras lo cual se retirarían a deliberar. Previo a los argumentos de cierre, el juez le ofrecería al jurado las instrucciones que deberían seguir al momento de la discusión para alcanzar un veredicto.

Desde el lunes pasado, 20 testigos se sentaron a declarar como parte del proceso judicial, incluyendo 18 citados a sala por la fiscalía.

A Pina, quien ha colaborado con las carreras musicales de artistas urbanos como Daddy Yankee, y además es pareja de la cantante urbana dominicana Natti Natasha, se le imputan dos delitos: posesión ilegal de armas y municiones y posesión de una pistola alterada para disparar de forma automática. Ambos cargos conllevan una pena máxima de 10 años de prisión.

Te recomendamos:

Dado que Pina no se encontraba en la residencia en que se encontraron dos armas de fuego y 526 municiones durante un allanamiento ejecutado por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) el 1 de abril de 2020, la fiscalía, a través del rompecabezas armado por las pasadas dos semanas, ha intentado probar la “posesión constructiva” de los objetos. En esencia, la posesión constructiva implica que Pina ejercía “poder” y “control” sobre las armas y municiones, y que tenía conocimiento de que estas se encontraban guardadas en un cuarto oculto de la residencia localizada en la urbanización Caguas Real.

Pina, quien se declaró culpable de un delito grave a nivel federal en 2015, está impedido de poseer legalmente armas desde ese entonces.

El también manejador de artistas indicó a Besosa que, por decisión propia, no estaría declarando en el juicio.

Sin embargo, el abogado de defensa Francisco Rebollo objetó que Besosa ordenara que la renuncia de Pina a su derecho a declarar tuviera que hacerse formalmente en presencia del jurado.

“Es la forma en que siempre lo hecho y es la forma en que lo haré esta vez”, le respondió el juez federal.

“Ya mañana es el último día, si Dios permite. Me siento tranquilo, desde el primer día que comenzó esto. No ha sido fácil pero siempre voy con mi frente en alto, siempre voy a dar la cara y positivo, con mucha fe. Mis abogados han hecho un excelente trabajo y todo depende del jurado”, comentó Pina a la prensa a su salida del Tribunal Federal en Hato Rey.

El productor dijo encontrarse preparado para cualquier resultado que se derive del juicio.

“Voy a pensar positivamente. Comoquiera, si pasara lo contrario, estoy preparado con mi equipo de trabajo. Las cosas tienen que continuar, tienen que marchar y yo tengo personas a mi lado que sé que van a dar la milla extra por mí”, añadió Pina.

Testifican sobre la alarma en la residencia

En el testimonio final, Sandra Rodríguez, supervisora de Gesco Alarms, declaró sobre múltiples incidentes en los que la alarma de la residencia en Caguas Real se activó desde 2020.

Por voz de Rebollo, la defensa llevó a Rodríguez a testificar que, desde 2020, un individuo identificado como José Miguel Román Torres aparecía primero en el listado de personas a contactar en caso de que la alarma de la vivienda se activara.

Asimismo, Rodríguez habló sobre un incidente, el 10 de febrero de 2020, en que la alarma se activó como consecuencia de actividad en las zonas 25 y 26 de la residencia, que correspondían al área en que se encontraba el cuarto oculto donde Pina, alegadamente, guardaba su arsenal de armas y municiones. El cuarto, según declararon agentes del FBI previamente, se encontraba detrás de un espejo ubicado en el dormitorio principal de la casa.

Rodríguez señaló que tras las activaciones relacionada con las zonas 25 y 26, el “cliente”, ante la llamada de la compañía de seguridad, solicitó “no procesar” el incidente. A preguntas de Rebollo, Rodríguez aclaró que por “cliente” se refería a “José Miguel”, quien a esa fecha ya aparecía en primer lugar en la lista de contactos.

Según Rodríguez, Pina había solicitado que se le removiera de la lista de contactos porque “él nunca está en la casa”, y que se llamara en primera instancia a Román Torres ante cualquier situación.

“(Me siento) confiado y complacido con lo que hemos presentado y ansioso de que se presenten los argumentos finales mañana”, dijo a la prensa Rebollo, quien ha liderado la defensa de Pina junto a la licenciada María Domínguez.

Por su parte, la fiscalía puntualizó, en el interrogatorio a Rodríguez, que en ningún momento Pina, Torres Román o algún otro de los contactos designados solicitó que se notificara a la Policía luego de que sonara la alarma de la residencia.

Asimismo, al introducir en evidencia planillas correspondientes a los años 2018, 2019 y 2020, probaron que Torres Román recibió ingresos de World Music Latino Corp. y Mr. Soldout, dos empresas musicales pertenecientes a Pina.

En horas de la mañana, Besosa denegó una moción de absolución que sometió la defensa, que argumentó que la evidencia presentada por el gobierno estadounidense era insuficiente para sostener las imputaciones de posesión constructiva de armas y municiones, así como de poseer de una pistola modificada para funcionar como un arma automática.

“Como el acusado no estaba en posesión real de las armas y las municiones, la fiscalía debe probar que estaba en posesión un día, el 1 de abril de 2020. Eso requiere evidencia de que ese día el señor Pina no solo tenía el poder de ejercer control sobre esas armas y las municiones, sino, más importante, que tenía la intención de ejercer ese poder. No se ha presentado ninguna evidencia de que el señor Pina tuvo esa intención”, enfatizó Domínguez en su alocución, antes que Besosa rechazara el pedido, que hubiera evitado que la decisión llegara a manos del jurado de siete mujeres y cinco hombres.

El fiscal José Ruiz, en oposición a la moción, aludió a la grabación presentada de una llamada entre Pina y Joed Romero, empleado de una gasolinera propiedad del productor musical, en la que el empresario menciona unas “pistolas, rifles y balas” que aparentemente guardaba en la casa de Caguas Real.

“Eso muestra conocimiento de la posesión”, subrayó Ruiz, quien rebatió un argumento de la defensa, fundamentado sobre el hecho de que las autoridades federales no ocuparon ningún rifle durante el allanamiento, mencionando que entre las municiones sí se encontraron balas compatibles con este tipo de arma.

“Dado que tengo que resolver (la moción) de la forma más favorable para el gobierno, deniego la moción” para absolver a Pina, señaló el juez Besosa tras escuchar a las partes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo