Fiscalía federal: Raphy Pina mantenía arsenal de armas y municiones en un cuarto secreto de su residencia

Uno de los agentes del FBI que allanó el hogar del productor musical testificó en el primer día del juicio por posesión ilegal de armas

Por Manuel Guillama Capella

Un cuarto secreto, escondido detrás de un espejo en el dormitorio principal de su residencia en Caguas, habría sido el lugar donde agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) encontraron las pistolas presuntamente propiedad del productor musical Raphy Pina, quien desde hoy enfrenta el juicio federal por posesión ilegal de armas de fuego.

La fiscalía federal abrió su caso con el testimonio de Todd Gaines, uno de los agentes del FBI que participó del allanamiento ejecutado en la residencia de Pina en la urbanización Caguas Real el 1 de abril de 2020 y por el que sería arrestado y acusado en agosto de ese año.

A preguntas de la fiscal María Montañez Concepción, Gaines describió al jurado los pasos que tomaron los agentes federales al allanar la vivienda alrededor de las 9:00 a.m. de ese día.

A Pina el gobierno estadounidense le imputa dos cargos criminales: poseer armas de fuego a pesar de haber sido convicto previamente por un delito grave y poseer un arma alterada para disparar de forma automática. Ambos cargos conllevan una sentencia máxima de 10 años.

Te recomendamos:

En el armario del dormitorio principal, narró Gaines, los agentes identificaron, en primer lugar, un cargador con municiones en su interior.

A continuación, “un agente encontró un cable saliendo del espejo en el dormitorio principal. El espejo se abrió como una puerta hacia afuera y reveló una pared secundaria que no estaba hecho de concreto”, declaró Gaines, al explicar que la pared, cubierta por una especie colchón de cuero, resultó ser una puerta de metal que en su interior revelaba un cuarto secreto. Para lograr acceso al cuarto secreto fue necesario que un experto descifrara el código de una cerradura digital, testificó el agente.

Dentro del pequeño cuarto, tapizado con paneles de madera, el FBI encontró las dos armas por cuya posesión hoy se acusa al productor de música urbana, así como una caja fuerte cerrada, un teléfono satelital, más cargadores de municiones para pistolas y rifles, una bayoneta (cuchillo militar) y una funda para guardar armas. Los agentes también encontraron una batería de automóvil conectada al cable que sobresalía por el espejo del dormitorio.

Ambas armas, según se pudo observar en las imágenes admitidas en evidencia tomadas por el FBI, se encontraban enganchadas sobre clavos incrustados en la pared de madera. Según testificó Gaines, una de las armas era una Glock calibre 9 milímetros, mientras la segunda era una Smith & Wesson calibre .40.

El agente declaró que la Glock se encontraba alterada para funcionar como un arma automática, el elemento que da paso al segundo cargo que pesa contra Pina.

Además de las dos armas, el gobierno federal alega que encontró 526 municiones en la residencia propiedad del productor, incluyendo balas dentro de una bolsa de municiones marca Winchester.

Dentro de la caja fuerte, en tanto, los agentes encontraron fajas de billetes de dólares estadounidenses y euros. En total, se incautaron $135,794 y 10,000 euros, señaló Gaines en la sala del juez Francisco Besosa.

Junto a los billetes de ambas denominaciones, en la caja fuerte también se identificó un sobre manila que, a su vez, contenía en su interior un certificado otorgado a “Rafael A. Pina Nieves”, nombre de pila del empresario y esposo de la cantante Natti Natasha.

“La evidencia mostrará que el acusado no podía poseer armas o municiones, pero que el 1 de abril de 2020 lo hacía. De eso es que se trata el caso. La evidencia mostrará que él fue convicto por delito grave y por eso tenía prohibido poseer armas de fuego o municiones pero lo hizo de todas maneras”, sostuvo durante el turno inicial la fiscal Montañez Concepción, quien representa al ministerio público junto al fiscal José Ruiz.

Montañez Concepción adelantó que, además de las armas, municiones y dinero incautado, la fiscalía presentará grabaciones telefónicas, incluyendo una llamada, 12 días antes del allanamiento, entre Pina y el manejador del personaje de “La Comay”, Antulio “Kobbo” Santarrosa, donde el productor musical alegadamente reconoce que es dueño de la propiedad en la urbanización Caguas Real.

La defensa optó por reservarse el derecho a realizar una argumentación inicial, que ahora podrán realizar luego de que el ministerio público concluya la presentación de su evidencia.

“Estábamos deseosos de llegar a esta etapa para poder presentar nuestra defensa y poder probar, de una vez y por todas, la inocencia de Raphy Pina. Estamos complacidos de que ese día llegó y confiados en que vamos a prevalecer”, sostuvo a su salida del tribunal Francisco Rebollo, quien encabeza la defensa de Pina junto a la licenciada María Domínguez.

Rebollo aclaró que, aunque en la mañana el juez Besosa mencionó los nombres de Santarrosa y del reguetonero Daddy Yankee durante el proceso de selección del jurado, ninguno de los dos será citado como testigo en el caso.

“Tanto la figura del señor Ayala (Ramón Luis Ayala, nombre de pila de Daddy Yankee) como del señor Santarrosa se mencionaron por el juez al jurado simplemente porque se mencionan en la prueba y el juez quería saber si alguien los conocía personalmente. No se dijo en el tribunal que fueran a estar en el juicio”, dijo Rebollo, quien añadió que no espera que el juicio se extienda “más de dos o tres días”.

El juicio seguirá su curso mañana desde las 9:00 a.m., cuando se dará continuidad al interrogatorio de Gaines, quien posteriormente sería contrainterrogado por la defensa.

Loading...
Revisa el siguiente artículo