¿La mejor carrera de la historia? Vallista noruego se hace leyenda

Warholm conquistó una medalla de oro y destrozó su propio récord mundial en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Por AP

Los escasos testigos sabían que iban a presenciar algo especial pasado el mediodía del martes en el sauna que es el Estadio Olímpico. Karsten Warholm, el descarado vallista noruego, también palpitaba un momento inolvidable. Sus siete rivales también lo presentían.

Resultó ser algo monumental.

Warholm conquistó una medalla de oro y destrozó su propio récord mundial, uno que hace poco más de un mes había logrado ante sus compatriotas en Oslo.

Resultó ser una obra maestra del atletismo, tal vez una de las mejores carreras de todos los tiempos.

“Ni en mi más loca imaginación lo hubiera creído posible", dijo Warholm tras parar el reloj con un tiempo de 45,94 segundos.

Hizo trizas el previo récord, por 76 centésimas. La palabra descomunal se queda corta.

Fue una carrera tan vertiginosa que el segundo, el estadounidense Rai Benjamin, también eclipsó el viejo récord de Warholm por más de medio segundo al marcar 46,17.

El tercero de la liza, el brasileño Alison dos Santos, también estuvo a un pelo de romper la previa marca con su crono de 46.72, lo cual hubiera sido un récord mundial hace cinco semanas.

Tres de los cuatro tiempos más rápidos en la historia de los 400 con vallas en una misma carrera.

Para ponerlo en perspectiva. Félix Sánchez — el dominicano doble campeón olímpico y mundial — nunca bajó al territorio de los 46 durante un ciclo dorado que abarcó entre 2001 y 2012.

Te recomendamos:

Warholm rompió su camiseta al cruzar la meta, mostrando esa misma mirada de asombro que hizo cuando irrumpió a la grande con su victoria en el mundial de 2017.

“Si me decían que iba a correr para 46.1 y perder, lo más seguro es que te caía a trompadas y te sacaba de mi habitación”, señaló Benjamin. “Estoy feliz de haber sido parte de algo histórico”.

Hasta el individuo que llegó séptimo entre los ocho finalistas — el estonio Rasmus Magi — figuró dentro del grupo de seis que fijó un récord mundial, continental o nacional en la carrera.

Como punto de comparación, en los 400 planos, se precisaron de 48 años para romper el récord con semejante margen — 83 centésimas entre 1968 (Lee Evans) y 2016 (Wayde van Niekerk).

“Después de la segunda valla, me dije: ’m… , si vas por ellos, será como un suicidio”, dijo Kyron McMaster, el corredor de las Islas Vírgenes Británicas cuyo registro de 47.08 le dejó cuarto pero que hubiera sido suficiente para ganar en las seis citas olímpicas más recientes.

Resulta alucinante recordar que al amanecer del 1 de julio de 2021 el récord mundial de los 400 con vallas era de 46,78. Fue establecido por el estadounidense Kevin Young en los Juegos de Barcelona 1992.

Días antes, Benjamin marcó 46,83 en el clasificatorio olímpico de Estados Unidos. Algo tremendo se fraguaba para Tokio, y así fue.

Muchas preguntas quedaron flotando.

¿Seguirán corriendo bajo los 46? ¿Resistirá el nuevo récord mundial?

Dado que Warholm y Benjamin son rivales con la capacidad de exigirse el máximo, pues mejor no perderse sus próximos duelos.

¿Protagonizaron la mejor carrera de la historia? La lista incluye el duelo entre Sebastian Coe y Steve Ovett (los 800 en Moscú 1980), Michael Johnson (los 200 en Atlanta 1996) o Usain Bolt (tantas y tantas para escoger).

“Siempre he dicho que la carrera perfecta no existe”, dijo Warholm. “Pero creo que esto es lo más cerca que yo he estado de la carrera perfecta”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo