Opinión de Rosa Seguí: La lucha sigue

Lee la columna de opinión de la abogada y portavoz del Movimiento Victoria Ciudadana, Rosa Seguí.

Por Rosa Seguí

El martes en la noche, la mayoría PNP y PPD en la legislatura aprobó el PC 1003. Un proyecto cuyo fin es poner primero a los acreedores sobre el bienestar del pueblo de Puerto Rico. Esa misma noche, el gobernador convirtió el proyecto en ley.  Firmó un proyecto que nos obliga a pagar una deuda que no ha sido auditada, por lo que nos exponemos a pagar deuda ilegal, como si nos sobrara el dinero y no hubiera muchas necesidades prioritarias que atender. También, nos obliga a enfrentar más medidas de austeridad y que, según admitió la propia Junta de Control Fiscal, no será posible cumplir con los pagos y las obligaciones con los cuales se compromete. Por eso insistimos en que el Plan de Ajuste debe ser rechazado, pues es injusto, ilegítimo e insostenible. 

A pesar de que el PC 1003 fue aprobado y convertido en la Ley 53-2021, lo cierto es que la votación final en el Senado fue muy cerrada. El resultado final fue 14 votos a favor y 13 en contra. Este logro es importante y no es poca gesta. El extraordinario, arduo e incansable trabajo de organizaciones sindicales, organizaciones feministas, pensionadas(os) y sus organizaciones, el PIP, Victoria Ciudadana, estudiantes, Consentimiento y otras, a través de movilizaciones, piquetes y el trabajo colectivo de visitar cada oficina en la legislatura, logró que muchas personas electas a esos cuerpos comprendieran lo terrible del proyecto y sus consecuencias por las próximas décadas.

Por eso la exhortación es a que continuemos luchando y trabajando colectivamente en contra de la Junta y su Plan de Ajuste de la Deuda, en contra de LUMA y a favor de nuestra Universidad. La lucha estudiantil para defender la Universidad continúa creciendo porque el gobierno está dejando a la juventud sin futuro. Son muchas nuestras luchas y son muchas también las personas comprometidas y dispuestas a construir el país que merecemos. Continuemos organizándonos porque nuestra fuerza está en la unidad.

Más columnas de Rosa Seguí:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo