Opinión de Jesús Manuel Ortiz: Los pensionados ya aportaron

Lee la opinión del representante por el Partido Popular Democrático, Jesús Manuel Ortiz.

Por Jesús Manuel Ortiz

Esta semana hemos estado discutiendo en la Cámara el Plan de Ajuste de la Deuda de Puerto Rico y las repercusiones que podría traer la aprobación o no aprobación de este a nivel legislativo. Parte de la discusión se ha centrado en las pensiones de los retirados. Como saben, la Junta de Supervisión Fiscal ha insistido en lo que me parece más una postura filosófica que necesaria: en recortar la pensión a miles de retirados. La propuesta actual de la JSF afecta a todo aquel cuya pensión mensual sobrepase los $1,500. En semanas recientes, el diálogo con los dirigentes legislativos ha abierto la posibilidad de aumentar dicho umbral a $2,000 mensuales. Es importante destacar que en este cálculo de $2,000 se incluye la mensualidad y los bonos de medicamentos, bono de verano o navidad. Esto significa que, en realidad, muchos de los que sobrepasen $2,000 mensuales en total reciben menos de esto en su cheque mensual, pero al sumarle los bonos afectan el cálculo para ellos. Según los datos, si el cálculo se establece en $2,000 mensuales, solo 16 % de los retirados recibirán dicho recorte.

Al mirar este porcentaje de manera fría parecería ser menos malo que lo propuesto hasta el momento. Sin embargo, viéndolo de manera sensible, significaría que 26,000 pensionados, 13,000 de estos maestros retirados del sistema público, verían recortes en sus cheques. Conociendo que en Puerto Rico ya los retirados han sufrido cortes en sus beneficios producto de la crisis, esto para mí es inaceptable.

¿Por qué la Junta insiste en recortar pensiones cuando sabemos que el ahorro real es mínimo? ¿Por qué no reconocen que los pensionados ya han pagado su cuota en la crisis a través de recortes en sus beneficios? Estas preguntas van a la médula del problema; estamos ante una determinación filosófica de la Junta. Creo en la sensatez y en la conversación responsable para enfrentar los problemas que vivimos como país. Ese ha sido mi estilo en toda mi carrera política y así será siempre. Pero este diálogo tiene que partir de la buena fe, la verticalidad en la palabra empeñada y la sensibilidad. Por eso no apoyaré con mi voto ninguna medida que obligue, permita, fomente o tolere un recorte adicional a las pensiones. La agenda de la JSF contra las pensiones no tiene razón de ser y es injusta. Además, es un compromiso programático de mi Partido Popular no recortar las pensiones. Pedirle más sacrificios a quienes ya se han sacrificado bastante es injusto y acentúa la pobreza y la deteriorada calidad de vida de nuestra gente. No podemos aceptar más recortes caprichosos, mucho menos a nuestros pensionados que ya aportaron demasiado.

Más columnas de Jesús Manuel Ortiz:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo