Opinión de Denis Márquez: Para transformar la sociedad

Lee la columna de opinión del representante por el Partido Independentista Puertorriqueño, Denis Márquez.

Por Denis Márquez

En el 2017, se aprobó una ley que creó el Departamento de Seguridad Pública mediante la fusión de varias agencias de gobierno. Trataron de hacerle creer el país que lograrían “mejorar la seguridad pública, reducir los niveles de criminalidad”. Claramente ninguno de esos objetivos se logró.

Las leyes son instrumentos de política pública para establecer normas sociales. Sin embargo, el que pretenda que mediante una ley va a resolver el complicado y difícil problema de la violencia y la criminalidad, no entiende la necesidad urgente de atender este asunto desde diversas perspectivas.

Recientemente, el Comisionado de la Policía expresaba públicamente que apostaban una vez más a los llamados planes anticrimen para tener resultados. Estos planes han sido los que, por años, con distintos nombres, han sido una constante como la respuesta del gobierno a la criminalidad. Cada vez que ocurren terribles episodios de masacres o asesinatos múltiples, surge el planteamiento de revisar o poner al día los llamados planes anticrímenes.

Aunque muchos funcionarios del gobierno expresan que la criminalidad es un problema complejo, no se atiende de forma interdisciplinaria. Incluso, no se mira a la universidad que tanto ha contribuido desde sus distintos recintos, facultades y escuelas a discutir, pensar, diagnosticar y proponer alternativas a la violencia y la criminalidad.

Recientemente, tuve la oportunidad de tener un encuentro con un excelente grupo de profesionales de diversas áreas y experiencias: trabajo social, psicología, economía, trabajo comunitario, proyectos educativos en las cárceles, violencia de género y salud pública. En este amplio grupo—de manera voluntaria—hemos comenzado a discutir y repensar sobre la violencia, la realidad de la cárcel, el tema de la seguridad personal y social, la rehabilitación, los estigmas de la criminalidad, e incluso la influencia de nuestra realidad colonial como problemas en la determinación de políticas públicas que atienden estos importantes temas.

Fue un encuentro para dialogar sobre mitos y realidades, sobre propuestas, sobre cuestionamientos y desaciertos, con el fin común de provocar discusión y generar alternativas en la política pública; pero sobre todo en la necesidad imperiosa de transformar esta sociedad. Para ello comenzamos esta jornada de trabajo.

Más columnas de Denis Márquez:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo