Opinión

El cambio no hay quien lo detenga

Lee aquí la columna de una de las portavoces del Movimiento Victoria Ciudadana.

Según el Artículo 2.3(60) del Código electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP), el “Método Alterno” es el “Procedimiento alternativo que sustituye una Primaria o Elección Especial, según lo apruebe el organismo central de un Partido Político para la elección de candidatos a cargos públicos y que cumpla, procesalmente, con las garantías mínimas dispuestas en esta Ley”. Es decir, que en lugar de una primaria, existe otro método disponible para los partidos políticos en Puerto Rico, el cual debe cumplir con las garantías mínimas establecidas en el Código electoral.

¿Cuáles son esas garantías mínimas? Garantizar la más amplia participación. Que el método alterno haya sido formalmente aprobado por el organismo directivo central del partido y que esté por escrito y disponible para todos(as) los(las) integrantes del partido. Que sea ampliamente divulgado y que sea entregado a aspirantes. Que se divulguen los lugares, fechas y horas donde se celebrará. Que todo(a) aspirante tenga acceso a la lista de afiliados(as). Que se provea un foro adecuado para impugnar las reglas del procedimiento. Que todo(a) aspirante tenga derecho a representación efectiva en las etapas críticas del proceso. Que las posiciones en que ha de figurar el nombre de cada aspirante en la papeleta de votación sean seleccionadas mediante sorteo. Que se garantice el derecho a recusar participantes. Que haya igual acceso y protección a participantes en todas las etapas del proceso. Que la votación sea libre y secreta. Que haya mecanismos internos eficaces para impugnar la violación de estas normas y además que se reconozca el derecho de recurrir en apelación al Tribunal de Primera Instancia dentro de los cinco (5) días laborables siguientes a la determinación final del Partido Político.

Como puede verse, no exige el recogido de endosos, pero sectores del comentariado, del PNP y del Partido Popular Democrático (PPD), repiten falsamente la misma propaganda alegando que el método alterno exige recoger endosos. Toda esa campaña es simplemente falsa. El cambio no hay quien lo detenga.

Más columnas de Rosa Seguí:

Tags

Lo Último

Te recomendamos