Opinión

La crisis de salud nocturna

Lee aquí la columna del representante del Partido Independentista Puertorriqueño.

Denis Márquez

En días recientes la prensa del país informó que aproximadamente veinte municipios carecen de una instalación de salud que opere las veinticuatro horas del día. La información trascendió públicamente como consecuencia del lamentable accidente de un menor de cuatro años ahogado en una piscina en Patillas y tras las declaraciones de familiares de que las instalaciones médicas estaban cerradas cuando se buscó auxilio.

Una evaluación preliminar realizada por el Departamento de Salud (DS) demostró que de los 138 Centros de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) existentes, 20 han solicitado una dispensa para no operar el turno de 11:00 pm a 7:00 am.

En un escenario más crítico, el DS reconoció que hay cinco pueblos sin CDT: Hatillo, Utuado, San Lorenzo, Vega Baja y Yauco. En los casos de Hatillo y San Lorenzo, tampoco hay hospitales, solo tienen centros de salud primaria o Centros 330, que tampoco ofrecen servicios de salud en horarios nocturnos.

Ante la poca información que hay disponible sobre la disponibilidad de servicios de salud las veinticuatro horas a través de los municipios y, ante el deterioro y la crisis en el sistema de salud del país que hemos denunciado consistentemente, es imperativo realizar una investigación sobre las alternativas que tienen las personas que enfrentan una situación de emergencia de salud en horarios nocturnos. Además, igual de imperativo es conocer cuán informada está la ciudadanía sobre las opciones que tiene cerca de su entorno geográfico de surgir alguna emergencia de salud.

Esta realidad es una consecuencia directa de la crisis que atraviesa el actual modelo de salud, un esquema estrictamente basado en el lucro de las aseguradoras que antepone la salud y la vida de los puertorriqueños en aras de generar riqueza. El mismo modelo en el que se vendieron los hospitales que hoy hacen falta. Por tal razón, radicaré una resolución para investigar la ausencia de servicios de salud en horarios nocturnos en los municipios pero, reiterando una vez más, la urgente necesidad de repensar el sistema de salud actual y transformarlo por uno basado en el paciente, que atienda las necesidades reales de las personas, tal y como hemos propuesto en el proyecto 1253 para establecer un Plan Nacional de Salud Universal.

Más columnas de Denis Márquez Lebrón:

Tags

Lo Último

Te recomendamos