Opinión

¿Qué provocó su salida?

Lee aquí la columna del fundador y presidente de Proyecto Dignidad.

Foto de César Vázquez

Trabajó con sorprendente consenso. Implementó iniciativas: revisión curricular, programas de horario extendido, atendiendo el rezago causado por la “educación a distancia” durante el COVID-19 y otras. Se comprometió con nuestras portavoces en la legislatura, a reconfigurar como currículo de equidad y respeto entre los seres humanos, lo que antes iba a ser un currículo de ideología de género. El 30 de junio para sorpresa de Puerto Rico (PR) en La Fortaleza le mostraron dos cartas listas, una de renuncia y otra de destitución. Hoy no sabemos qué provocó su salida. Fiscalizaremos la agenda de la sucesora designada, como fiscalizamos al que fuera retirado.

En 525 palabras es imposible analizar al Departamento de Educación (DE), irónicamente en un futuro debate me pedirán que lo haga en 1.5 minutos…Entonces, cabe señalar que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) constata en el Plan Fiscal que el DE es la agencia más grande en PR. Presupuesto, aproximadamente $2,400 millones y $4,600 millones en fondos federales disponibles. Sus 45,000 empleados sirven en educación a unos 245,000 estudiantes de K-12. Imaginen la piñata, una población estudiantil que ha caído de 452 mil estudiantes en el 2012, al nivel actual, mientras el dinero disponible asciende a $7,000 millones.

El DE está bajo una sindicatura federal denominada “Acuerdo Fiduciario de Terceros” desde abril de 2021, ordenada por el DE Federal, para la recepción de fondos. Con todo ese dinero, y el gastado durante décadas, el DE – y sus estudiantes - está rezagado en medidas de rendimiento académico. El 33 % de todos los estudiantes en el DE reflejan un patrón de ausencias.

Afirmó la JSF que, en 2022, los estudiantes del DE obtuvieron el puntaje más bajo en los Estados Unidos en el examen NAEP de matemáticas: ¡Más de 57 puntos por debajo del promedio nacional! Solo el 10 % de los estudiantes de 4º grado y el 6 % de los estudiantes de 8º grado cumplieron con la comprensión básica de matemáticas. Un examen reciente de la gestión de recursos humanos, existente en DE, reveló deficiencias en: planificación estratégica de capital humano, contratación – selección y gestión del talento, en evaluaciones, entre otros. El DE actualmente carece de enfoque para el desarrollo profesional de maestros y directores de escuela. El mayor y más costoso fracaso de los Gobiernos PNP y PPD - no ha sido la quiebra financiera en la que nos han sumido - sino en la quiebra social causada por el desastre de una educación indigna a nuestros hijos y nietos.

Es nuestra responsabilidad, hacer una auditoria del DE donde cada gasto y cada posición administrativa y de confianza tenga que ser justificada en función del beneficio educativo a nuestros estudiantes. Nuestros niños lo merecen.

Para Proyecto Dignidad, la educación es pilar del desarrollo económico. Nuestro enfoque en la persona, familia y comunidad tiene entre sus objetivos el desarrollo de talentos, destrezas y condiciones de vida de las personas, en la comunidad – con la escuela pública como eje comunitario y que esta se convierta en motor económico para beneficio familiar y comunitario. Puerto Rico lo necesita.

Más columnas de portavoces de Proyecto Dignidad:

Tags

Lo Último

Te recomendamos