Opinión

Por qué se queda LUMA

Lea la opinión del sociólogo Emilio Pantojas

Emilio Pantojas

LUMA se queda, es la decisión nada sorprendente del gobernador. Esto a pesar del aparente consenso de que LUMA no ha hecho un trabajo satisfactorio. ¿Por qué se queda LUMA? ¿Por qué el gobernador desafía el clamor de decenas de miles de ciudadanos con su usual desfachatez y actitud desafiante?

El gobernador y la kakistocracia bipartita saben que en este país muy pocas acciones tienen consecuencias políticas o legales adversas. Desde el 2000 los únicos dos movimientos de protesta masiva exitosos o victoriosos en Puerto Rico fueron la lucha para sacar la marina de Vieques y la lucha para sacar a Ricardo Rosselló de la gobernación. ¿Por qué tuvieron éxito estos movimientos y no los movimientos contra la Junta de Control Fiscal y contra LUMA?

Es interesante observar que en el caso de Vieques la indignación se originó con la muerte del viequense David Sanes en medio de un ejercicio de bombardeo. Este acto indignó a muchos y fue la chispa que encendió la mecha de la lucha contra la marina en Vieques. Pero el contexto de esa lucha fue muy importante: (1) Se daba en medio del cierre de otras bases navales como resultado de una política que planteaba la ganancia de la paz luego del triunfo en la guerra fría declarado por los Estados Unidos. La administración Clinton hablaba del “peace dividend”. El movimiento viequense redefinió su lema de “fuera la marina” a “paz para Vieques”. (2) Ese giro facilitó que el liderato del partido de gobierno—Partido Nuevo Progresista, (PNP)—se sumara a la lucha. Tanto el gobernador Pedro Rosselló como la secretaria de Estado, Norma Burgos y otros líderes se sumaron a la lucha por la paz para Vieques. El gobernador Rosselló pidió formalmente al Congreso de Estados Unidos el retiro de la marina de guerra de Vieques, llegando a una épica confrontación con el congresista republicano de Oklahoma James Inhofe. (3) Se unió el liderato eclesiástico de Puerto Rico, que llamó a una marcha silenciosa tan masiva como la de julio de 2019 en el expreso Las Américas. También se unieron líderes pacifistas norteamericanos, artistas y deportistas de la talla de Tito Trinidad y Juan Igor González, quien llevó el mensaje personalmente al presidente George W. Bush. La protesta fue continua en la Isla de Vieques donde acamparon miles de personas por periodos de tiempo extendidos.

La revelación de un “chat” de allegados al gobernador, insultante, ofensivo y humillante para un pueblo fue la chispa que encendió la mecha de la lucha para sacar al gobernador Ricardo Rosselló de la gobernación en julio de 2019. La protesta fue intensa y constante aunque duró sólo 15 días hasta la renuncia del gobernador. Se dieron también otros elementos similares a los de la lucha por la paz para Vieques: (1) Como contexto de julio de 2019, el huracán María había creado una crisis humanitaria que movilizó a vastos sectores sociales norteamericanos que se convertirían en actores sociales interesados en el bienestar del pueblo de Puerto Rico. El descrédito y el cuestionamiento sobre la efectividad del gobierno creado por “María” fue el contexto y terreno fértil que floreció en las protestas de 2019. (2) La frase, “cogemos de p… hasta los nuestros” facilitó que facciones importantes dentro del PNP se “viraran” contra el gobernador. (3) Se unieron elementos de la prensa norteamericana que tuvo su momento culminante en una entrevista con Fox News, dejando claro la desconexión del gobernador con la realidad política. Se unieron, también, líderes religiosos, artistas internacionales de la talla de Ricky Martin, René Pérez y Bad Bunny, organizaciones no gubernamentales, sindicales y sociales de todo tipo. La protesta fue corta pero intensa, sostenida y masiva.

En síntesis: las protestas exitosas se caracterizan por manifestaciones en las calles intensas, sostenidas y masivas, así como la incorporación de sectores amplios de la sociedad civil local y estadounidense. Pero lo que me parece distintivo, es que en los casos de Vieques y julio de 2019 hubo un envolvimiento importante de miembros del partido de gobierno.

En las protestas contra LUMA, fuera de Bad Bunny no ha habido voces prominentes de la clase artística. El sector religioso ha guardado un silencio estrepitoso y dentro del PNP sólo la Comisionada Residente expresó tímidamente alguna oposición. En Estados Unidos la prensa ha cubierto la noticia pero la secretaria de energía endosó a LUMA, respondiendo quizá a cabilderos de las corporaciones norteamericanas que participan en LUMA. Las protestas no han sido sostenidas, aunque si constantes, y el principal convocante, la UTIER, no parece gozar del poder de convocatoria de la clase artística. Por eso LUMA se queda, porque el sistema eléctrico defectuoso es para los pobres y las clases trabajadoras que no pueden comprar placas solares y baterías Tesla. La kakistocracia y la plutocracia criolla tienen costosos sistemas solares instaladas por empresas que se enriquecen y benefician precisamente por el desastre que es LUMA. Puerto Rico es un país pobre y tercermundista, habitado por gentes ricas de todo el mundo en burbujas de abundancia.

Tags

Lo Último

Te recomendamos