Economía

Estadounidenses siguen renunciando a sus empleos en cantidades históricas

A los patronos se les hace hace cada vez más difícil llenar las innumerables plazas de trabajo disponibles

La cantidad de estadounidenses que renunciaron a sus empleos el año pasado alcanzó niveles históricos mientras los patronos intensifican esfuerzos por llenar las vacantes.

En diciembre, 4,3 millones de estadounidenses renunciaron a sus trabajos, ligeramente por debajo del récord de 4,5 millones de renuncias en noviembre, informó el viernes la Oficina de Estadísticas Laborales.

Si bien millones de trabajadores dejaron sus trabajos por incentivos en efectivo, mejores salarios o mejores beneficios, las personas también abandonaron el mercado laboral para cuidar a sus hijos o familiares mayores durante la pandemia. Mientras tanto, los trabajadores mayores se jubilaron anticipadamente porque pudieron o porque la discriminación por edad los obligó a abandonar el mercado laboral.

Los patronos intensificaron su búsqueda de trabajadores en diciembre a pesar del impacto inminente de la ola omicron de infecciones por coronavirus.

Te recomendamos:

  1. Maestro muere en accidente al salir de turno como guardia de seguridad
  2. Padre de Keishla Rodríguez prefiere que Verdejo pase su vida en la cárcel
  3. Buscan asegurar un escaño a religiosos en asambleas municipales

El número de trabajos publicados aumentó un 1,4% a 10,9 millones el último día de diciembre, en comparación con el mes anterior, dijo el martes el Departamento de Trabajo. Eso es mucho más alto que los niveles previos a la pandemia, aunque por debajo del número récord de vacantes publicado el verano pasado.

Los datos sugieren que las empresas todavía estaban desesperadas por contratar trabajadores el mes pasado, pero tenían problemas para encontrar suficientes personas para cubrir sus puestos vacantes. Una medida de contratación en realidad cayó en diciembre, según el informe del martes. Había aproximadamente 1,6 trabajos disponibles por cada persona que buscaba trabajo activamente ese mes.

Es probable que las ganancias laborales también se hayan visto afectadas en enero, según esperan los economistas, ya que millones de estadounidenses se vieron obligados a quedarse en casa porque estaban enfermos con COVID o tenían que cuidar a los que lo estaban.

 

 

 

 

 

Tags

Lo Último

Te recomendamos