Locales

Jorge Díaz Reverón defiende su trayectoria y temperamento judicial en comparecencia ante el Senado

El líder senatorial, José Luis Dalmau, no precisó cuándo completará el informe sobre la nominación del esposo de la exgobernadora Wanda Vázquez

El presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, se expresó “complacido” tras escuchar las explicaciones de Jorge Díaz Reverón, esposo de la exgobernadora Wanda Vázquez Garced, nominado a un ascenso judicial al Tribunal Apelativo.

“El juez Díaz Reverón había recibido unas imputaciones públicas en las cuales en su carácter como juez no podía contestar porque los cánones de ética se lo prohíben. Él dejó de ser juez el pasado noviembre, así que en esta vista puede explicar los detalles, como hizo, (sobre) las imputaciones que se hacían en su contra. Trajo la información adecuada para quedar claro ante la comisión y sus senadores y senadoras en sus posturas en los ‘issues’ que se habían presentado”, dijo Dalmau Santiago a la prensa.

“Yo quedé complacido con sus explicaciones. Yo examiné el expediente e hice las preguntas por eso mismo, porque él públicamente no podía contestarlas, ahora sí las puede contestar”, recalcó el líder senatorial.

Dalmau Santiago aclaró que la discusión sobre Díaz Reverón se llevará a caucus una vez complete, como presidente de la Comisión de Nombramientos, el informe de nombramiento.

Te recomendamos:

  1. Competida la carrera por vacantes en el Tribunal Federal
  2. 12 no estaban vacunados: Salud reporta 23 muertes adicionales por COVID-19
  3. Convocan para este sábado juego en la playa de Ocean Park tras altercado con una pareja

Pese a mostrarse conforme con la deposición de Díaz Reverón, Dalmau Santiago se abstuvo de afirmar que el designado juez apelativo recibirá un informa positivo. Tampoco respondió si el esposo de la exmandataria cuenta con los votos de su delegación.

“No he contado los votos”, dijo Dalmau Santiago.

Las expresiones de Dalmau Santiago, sin embargo, contrastan con lo que ocurrió en la sesión que concluyó en noviembre pasado, cuando explicó que la nominación de Díaz Reverón no se atendió porque no contaba con los votos de la delegación del Partido Popular Democrático.

Díaz Reverón también había sido nominado a un ascenso al Tribunal de Apelaciones en la primera sesión ordinaria del cuatrienio, pero el Senado tampoco celebró vista pública ni llevó el nombramiento a votación.

A preguntas de los medios, el presidente del Senado no precisó cuándo podría estar listo el informe de comisión.

Se defiende de los señalamientos públicos

Díaz Reverón, quien hasta la expiración de su nombramiento el 30 de noviembre de 2021 fungió como juez superior desde 2009, expresó, a preguntas del senador novoprogresista Thomas Rivera Schatz, que el “sistema” necesita magistrados con su carácter.

Luego de su ponencia escrita de 10 páginas, Díaz Reverón concentró su respuesta a las preguntas de los miembros de la Comisión de Nombramientos en citar fragmentos de los informes que redactó la Oficina de Administración de Tribunales (OAT) al desestimar sendas querellas por presunta conducta antiética durante su estancia como juez.

Una de las querellas fue presentada por la abogada Laura Coss Guzmán, quien ha alegado un patrón de comportamiento hostil en su contra, mientras la segunda se relacionó con unas alegaciones anónimas que le imputaron intervenir indebidamente con un agente de la Policía en momentos en que Vázquez Garced fungía como secretaria de Justicia.

La segunda querella se presentó luego de que Díaz Reverón, alegadamente, citara a su sala a un agente de la Policía que iba a servir de testigo contra Vázquez Garced, mientras esta era procesada por el Panel sobre el Fiscal Especial Independiente tras haber intervenido en un caso de escalamiento en casa de una de sus hijas.

Díaz Reverón recalcó que, como parte de la investigación administrativa de la OAT, el oficial policiaco declaró que no se había sentido “intimidado” tras ser citado a la sala del juez.

Coss Guzmán declaró ante la comisión posterior a la deposición de Díaz Reverón, cuando instó a los senadores a rechazar la nominación.

“Cuando uno es abogado y está en los pasillos, y llega un abogado de otra jurisdicción, cómo es ese juez, preguntan, y hay dos contestaciones: buena gente o estricto. En mi sala, que presidí por 12 años, yo no era un juez buena gente. Porque esa víctima que está ahí buscando justicia lo menos que quiere es que yo sea buena gente con el acusado o con su abogado. Ese acusado que tiene su libertad en las manos de un jurado o de un juez, al momento de sentenciar, lo menos que quiere es que este juez sea buena gente con el fiscal o con el abogado, lo que quiere es que sea justo”, afirmó Díaz Reverón.

¿Por qué usted aceptó que lo nominaran por cuarta vez?, le preguntó Rivera Schatz.

“Este es mi día en corte. Muchas personas no comprenden la función de un juez”, replicó Díaz Reverón.

“¿Por qué yo le dije al señor gobernador que yo iba para ‘alante’? El sistema necesita y le hace falta personas firmes como yo”, insistió el ex juez superior, quien fue admitido a la abogacía hace 34 años.

De acuerdo con Díaz Reverón, en las cuatro evaluaciones de las que ha sido objeto de parte de la rama judicial ha obtenido calificaciones de “excelentemente cualificado” o “muy buen cualificado” en los 11 renglones que abarca el informe. Asimismo, apuntó a que, al elaborar sus informes, la Oficina de Nombramientos de La Fortaleza se basa en un “80%” en entrevistas a abogados.

“Si yo hubiese sido un juez abusador de mujeres o irrespetuoso no tendría esas evaluaciones”, argumentó Díaz Reverón.

Para intentar mitigar las preocupaciones sobre su “temperamento judicial”, el letrado presentó grabaciones en sonido de una actividad de despedida que le realizaron en el Tribunal de Fajardo, donde cuatro abogados de la Sociedad de Asistencia Legal (SAL) le expresaron su agradecimiento y buenos deseos tras su traslado a la región judicial de Caguas. De acuerdo con Díaz Reverón, los cuatro abogados eran compañeros de Coss Guzmán en la oficina de SAL en la región de Fajardo.

Díaz Reverón también abordó el tema del vehículo marca BMW que, presuntamente, adquirió en medio del toque de queda que decretó Vázquez Garced en marzo de 2020, ante el inicio de la emergencia por el Covid-19. De acuerdo con el juez, luego de probar el auto el 14 de marzo de 2020, un día antes del decreto de ‘lockdown’, el vehículo permaneció en el concesionario hasta mayo, cuando completó la transacción.

Según el nominado, el expediente de la transacción evidencia que no recibió privilegio alguno por su cargo judicial o su estatus como esposo de la entonces gobernadora.

En relación a su trayectoria, Díaz Reverón precisó que en agosto de 1988, siete meses luego de juramentar como abogado, fue reclutado como fiscal en el Departamento de Justicia. En 1994, comenzó como abogado defensor en la práctica privada, donde permaneció hasta 2005, cuando se convirtió en asesor legislativo.

Antes de ser nombrado juez en 2009, Díaz Reverón, quien llegó acompañado a la vista pública por Vázquez Garced y sus dos hijas, Stephanie y Beatriz, fue asesor del entonces secretario de Salud, Lorenzo González.

Cuestionan honestidad de Díaz Reverón

En la tarde, al presentar su ponencia, la licenciada Coss Guzmán puntualizó que Díaz Reverón, contrario a lo que mencionó en la vista legislativa, no desistió de una querella que radicó en su contra, con la que buscaba su desaforo como abogada y que se le radicaran cargos por perjurio. De acuerdo con Coss Guzmán, Díaz Reverón , tras la desestimación inicial, solicitó una reconsideración a la Oficina del Procurador General que fue denegada.

“Yo no quise continuar con los procedimientos porque me habían trasladado (de región) y era una abogada joven y no quería hacerle daño”, había dicho Díaz Reverón a preguntas de la senadora popular Marially González.

“Los actos del licenciado Jorge Luis Díaz Reverón consistentemente demuestran que no es un jurista honesto y mucho menos íntegro. Todo lo que ya se conoce que ha hecho, cuando los cánones de ética nos imponen no solamente actuar con rectitud, sino aparentarlo, confirman que sin lugar a dudas este abusa de la discreción que su poder le confiere y eso es una absoluta carencia de lo que es temperamento judicial”, planteó Coss Guzmán ante la comisión.

A preguntas del legislador penepé Gregorio Matías, Coss Guzmán afirmó que la querella que ella presentó contra el juez no prosperó debido a que la OAT realizó una pesquisa “incompleta”.

“Yo tengo la opinión de que la OAT no hizo la investigación correspondiente. Cito, en esa querella que hice, incluso fiscales, que no son compañeros de oficina míos, y nunca los entrevistaron, y fueron testigos de los atropellos. Entrevistaron meramente a dos personas de una lista de 15 personas que yo puse”, planteó la abogada.

Tags

Lo Último

Te recomendamos