¿Qué es la flurona y cómo prevenirla?

Científicos aseguran que no es una enfermedad nueva, es una infección de gripe con coronavirus

Por Publimetro

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la flurona es una infección simultánea de gripe tipo A o B y el coronavirus Sars-CoV-2, es decir una persona infectada con Covid-19 y gripe al mismo tiempo.

Su nombre, flurona, es la unión entre flu, gripe en inglés y rona, contracción del coronavirus. Médicos aseguran que no es una enfermedad nueva y que su nombre no es científico.

La palabra fue utilizada por los medios de comunicación en Israel para describir el primer caso, una mujer que no estaba vacunada contra Covid ni contra la gripe y que había contraído los dos virus al mismo tiempo.

¿Cómo detectar la flurona?

Como todas las gripes, comienza de forma abrupta con síntomas como fiebre alta, síntomas sistémicos como fatiga, dolores musculares y síntomas respiratorios como tos y congestión nasal.

Los síntomas de Covid son más variados pero, en cualquier caso, todos se superponen con los trastornos estacionales.

Por ejemplo, con ómicron los síntomas son más leves al menos entre la población vacunada y prevalecen el dolor de garganta, el resfriado y la secreción nasal.

La pérdida del gusto y el olfato, aunque menos frecuente como sucedió en la primera oleada del coronavirus.

Sin embargo, no es posible distinguir Covid de la gripe y la única forma segura de hacer un diagnóstico diferencial es realizar un hisopado.

Tiempo de incubación

Según galenos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, tanto para el Covid-19 como para la gripe, pueden pasar uno o más días entre el momento en que una persona se infecta y el momento en que empieza a experimentar los síntomas de la enfermedad.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, dice que en el caso de una infección por el virus Covid-19, los síntomas pueden tardar más en aparecer que si se tratara de una gripe.

Una persona que padece gripe puede experimentar los síntomas entre uno y cuatro días después de la infección.

Mientras tanto, en una persona que padece COVID-19, la aparición de los síntomas se produce unos cinco días después de haberse infectado, pero los síntomas pueden aparecer entre dos y 14 días después de la infección, según los CDC.

Tanto el virus de la gripe como el nuevo coronavirus pueden ser transmitidos por personas antes de que empiecen a mostrar síntomas, por personas con síntomas muy leves y por personas asintomáticas.

Para evitar riesgos

Para limitar el riesgo de coinfección tanto como sea posible, se recomienda la vacuna contra la gripe y la Covid.

“La vacunación contra la gripe, el neumococo y la vacunación contra el COVID-19 son las herramientas hoy más importantes”, dijo la doctora Leda Guzzi, miembro de la comisión de Comunicación de la Sociedad Argentina de Infectología, reseñó Infobae.

No es garantía absoluta de que no contraigas las infecciones virales, pero es una forma de mitigar el riesgo de contraer una enfermedad más grave.

La Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica considera que el tratamiento dependerá de cada paciente, pero en principio se maneja con más control por el riesgo aumentado de las complicaciones pulmonares.

Las autoridades sanitarias consideran que lo principal es controlar los síntomas.

Si hay complicaciones, las personas pueden requerir internación y en algunos casos se dan fármacos antivirales.

No es pandemia

En la pandemia de coronavirus que inició en 2020, los casos de gripe bajaron por las medidas de bioseguridad, distanciamiento social, tapabocas, restricciones de circulación y otras medidas que se establecieron para evitar los contagios.

Pero la relajación reciente de las restricciones facilitó la propagación de los agentes patógenos, y podría ser un factor de la aparición del caso de “flurona” en Israel.

Cuando no se mantienen las medidas restrictivas como el distanciamiento inferior a dos metros entre sí, las partículas grandes y pequeñas que contienen el virus Covid-19 o el virus de la gripe pueden ser expulsadas por la persona infectada cuando tose, estornuda o habla.

De este modo, las partículas pueden propagarse a la otra persona, que puede infectarse con el virus al inhalar los aerosoles.

TE RECOMENDAMOS:

Loading...
Revisa el siguiente artículo