Alcalde de Guaynabo recibía “regularmente” sobornos de $5,000 para beneficiar a una compañía de construcción, según acusación

El también presidente de la Federación de Alcaldes enfrenta tres cargos en la acusación que sometió hoy un gran jurado federal

Por Manuel Guillama Capella

La acusación contra el alcalde de Guaynabo, Ángel Pérez Otero, arrestado esta mañana en su hogar por las autoridades federales, contiene tres cargos criminales por conspiración, sobornos y comisiones ilegales; soborno con programas federales; y extorsión por un oficial público.

Los actos corruptos del alcalde guaynabeño habrían ocurrido, al menos, entre tarde en el 2019 y el 19 de agosto de 2021, según la acusación emitida hoy por un gran jurado.

El cargo por conspiración, sobornos y comisiones ilegales conlleva una pena máxima de cinco años, mientras que la de soborno con programas federales asciende a 10 años y el de extorsión, a 20 años, para un total de 35 años.

En la acusación no se identifica a la persona que presuntamente sobornó al ejecutivo municipal, limitándose a indicar que el “Individuo A se reunía regularmente en secreto con Pérez Otero para pagarle sobornos en efectivo y comisiones ilegales a Pérez Otero, con el objetivo de asegurar y mantener contratos municipales” para la “Compañía A”, una empresa de construcción.

“A cambio de los pagos en efectivo del Individuo A, el acusado Pérez Otero tomó acciones para beneficiar al Individuo A y su negocio, Compañía A, incluyendo asesorar, presionar y dirigir a funcionarios municipales para garantizar que a la Compañía A se le adjudicaban los contratos municipales en Guaynabo”, lee el documento.

El Individuo A, alega el gobierno federal, pagaba sobornos de $5,000 “regularmente” a Pérez Otero entre tarde en el 2019 y mayo de este año. La moción de la fiscalía para que a Pérez Otero se le imponga una fianza de $50,000 detalla que dichos pagos se realizaban mensualmente de forma“casi ininterrumpida”.

“La única pausa ocurrió cuando Pérez Otero se preocupó luego de que se revelara la acusación contra un miembro de la Cámara de Representantes de Puerto Rico en agosto de 2020”, añade la moción de fianza.

En la acusación, se detalla que del 19 de mayo al 19 de agosto de este año el alcalde recibió tres pagos de $5,000. En la moción de fianza, en tanto, se incluyen dos imágenes de Pérez Otero, alegadamente, recibiendo sobres con dinero, incluyendo una que habría sido tomada el 21 de agosto de 2019.

El gobierno federal asegura tener, como parte de la evidencia contra Pérez Otero, llamadas telefónicas grabadas consensualmente, grabaciones en video de los pagos ilegales, mensajes de texto, videos de cámaras de seguridad, contratos públicos y sus enmiendas, facturas para el pago de contratos gubernamentales, imágenes del dinero utilizado para los sobornos, testigos y cheques emitidos por el municipio de Guaynabo como pago por las obras contratadas.

El arresto y la acusación de Pérez Otero, también actual presidente de la Federación de Alcaldes, se produce exactamente una semana después de que la fiscalía federal diera a conocer la declaración de culpabilidad que hiciera el exalcalde de Cataño Félix “Cano” Delgado, por esquemas similares de corrupción pública en que incurrió junto a Oscar Santamaría, propietario de varias compañas contratadas por el municipio, y Raymond Rodríguez Santos y Mario Villegas Vargas, socios de J.R. Asphalt.

Hoy, Metro reveló que una de las compañías de Santamaría involucradas en la trama de Cataño, Island Builders, también mantiene un contrato por $871,751.60 con el municipio de Guaynabo para construcción y reparación de vías públicas.

El acuerdo, fue otorgado el 10 de junio de 2020 y se extiende por dos años, hasta el 10 de junio de 2022. Ayer, este medio había solicitado sin éxito conocer si el municipio tenía planes de cancelar el contrato de Island Builders.

Contrario a los casos de Delgado, Santamaría y Rodríguez Santos, Pérez Otero no ha hecho alegación de culpabilidad por los cargos que se le imputan. El exalcalde de Cataño y los dos empresarios enfrentan cada uno un cargo –por conspiración, sobornos y comisiones ilegales– con una pena estatutaria máxima de cinco años de prisión.

A Pérez Otero, por su parte, también se le imputa ese delito, además de los cargos por soborno con programas federales y la extorsión por un funcionario de gobierno.

Villegas Vargas, el otro socio de J.R. Asphalt, tampoco se ha declarado culpable y fue arrestado el jueves pasado por su presunta participación en el esquema de corrupción en Cataño, por el que se le acusa de tres delitos que implicarían una sentencia de hasta 20 años.

Hoy, la fiscalía federal de Puerto Rico, encabezada por William Stephen Muldrow, celebrará una conferencia de prensa a las 11:00 a.m. para brindar detalles sobre el arresto de Pérez Otero, así como el de Radamés Benítez, ayudante especial del alcalde de Trujillo Alto, el popular José Luis Cruz Cruz.

En declaraciones escritas, Gabriel Hernández, el vicepresidente de la Federación de Alcaldes, que agrupa a los ejecutivos municipales del Partido Nuevo Progresista, pidió a sus colegas “que mantengan la calma y la prudencia en estos momentos de crisis”.

“Es un evento que, no podemos negar, estremece la Federación de Alcaldes. Sabemos que esto tiene un impacto terrible en la vida de su familia. El compañero tiene dos niñas pequeñas y un hijo adulto quienes deben recibir nuestro apoyo. De nuestra parte deseamos que su esposa pueda tener el espacio para trabajar con la defensa legal de Ángel y buscar el bienestar de la familia. Como uno de los tres vicepresidentes de la Federación, recomendaré que los pasos a tomar en los días siguientes sean: reunión con el gobernador, con quien me he mantenido en comunicación y posteriormente se procederá con la citación de la matrícula de la organización a una reunión extraordinaria para determinar quién ocupará el cargo de presidente o presidenta.  Hasta que la Federación no se reúna en pleno, estas serán nuestras únicas expresiones por el momento”, añadió el alcalde de Camuy.

Pérez Otero se convirtió en alcalde en 2017, luego de una elección especial en la que derrotó al senador Carmelo Ríos tras la renuncia de Héctor O’Neill García. Pérez Otero revalidó en noviembre de 2020 con el 62% de los votos.

Acusación contra el alcalde de Guaynabo, Ángel Pérez:

03 – Indictment by Metro Puerto Rico on Scribd

Loading...
Revisa el siguiente artículo