Guardia Nacional no solicitará revisión para administrar vacunas contra el COVID-19

El ayudante general José Reyes aclaró que el cuerpo militar aún no ha tomado una determinación que apelarán la determinación para la distribución

Por J. Miguel Santiago Colón

A 24 horas después de que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) le retiraron el permiso para distribuir y administrar vacunas contra el COVID-19 a la Guardia Nacional de Puerto Rico, el ayudante general de ese cuerpo militar, José Reyes, aclaró hoy, miércoles, que no solicitarán una reconsideración para la administración de las dosis.

No obstante, el funcionario adelantó que todavía no se ha tomado una determinación para apelar en el caso de la distribución de las vacunas, pero que aún aguardan por lo que le diga el CDC al Departamento de Salud.

“Todavía no hemos sometido una reconsideración”, expresó Reyes a su salida de una vista pública en el Capitolio.

“En la Guardia Nacional, el permiso que teníamos aprobado, que era uno temporero desde el año pasado, la vigencia era hasta mañana (jueves). La vacunación que estaba haciendo la Guardia Nacional en los últimos meses era más limitada, típicamente a personas encamadas, terceras dosis y hogares de envejecientes”, detalló Reyes a preguntas de la prensa.

Reyes también aclaró que la inoculación limitada que llevaba a cabo la rama militar no se relaciona a los errores que resaltó un informe del Inspector General del Departamento de Salud federal, en el que se menciona que la Guardia Nacional administró vacunas a menores de 12 años previo a la autorización de la Administración de Alimentos y Drogas (FDA, por sus siglas en inglés).

Según el documento, estos errores habrían ocurrido entre febrero y julio de este año. De hecho, Reyes también sostuvo que a cierto momento contaban con sobre 1,000 voluntarios para la vacunación, número que se redujo a 500 en los pasados meses.

A causa del incidente, la Guardia Nacional paralizó la vacunación de menores en ese momento y se concentraron en la población mayor de 18 años, además de tomar medidas correctivas que Reyes no especificó.

“En cuanto a la distribución, las conversaciones que he sostenido con la doctora Iris Cardona es que esperaremos cuál es la determinación final del CDC de Atlanta. No es final y ya ella estuvo en conversaciones durante el día de ayer con el CDC. Estamos esperando la determinación de ellos para entonces discutir con el Departamento de Salud si en efecto hay una necesidad de continuar en efecto con esa misión. Si Salud entiende que hay una necesidad, entonces de requerirse una reconsideración, la vamos a someter”, sostuvo Reyes.

Aunque la determinación del CDC fue anunciada ayer, la Guardia Nacional aún no ha paralizado la logística de distribución y almacenamiento por ahora, debido a que el permiso culmina mañana.

Cuestionado sobre si Salud corre un riesgo al no contar con la ayuda de la Guardia Nacional para distribuir la dosis de refuerzo ante la posible llegada de la variante ómicron a Puerto Rico, Reyes mantuvo que existe una serie de retos al comenzar una transición con esa logística.

“Tenemos que asegurarnos de que no se caiga la bola en ningún sitio y que no se afecte el pueblo de Puerto Rico. Aquí lo más importante es la vacunación”, aseguró.

Te puede interesar:

Pedro Pierluisi considera innecesario solicitar revisión al CDC tras cancelación de acuerdo de vacunación con la Guardia Nacional

Pedro Pierluisi considera innecesario solicitar revisión al CDC tras cancelación de acuerdo de vacunación con la Guardia Nacional

El mandatario emitió expresiones contradictorias sobre el papel que desempeñaba el organismo militar en la distribución de las dosis

Loading...
Revisa el siguiente artículo