Tribunal Supremo evalúa recurso del Proyecto Dignidad para destituir al presidente de la CEE

Las partes deberán someter en o antes el 20 de diciembre sus posturas en torno a la posibilidad de que el Supremo atienda directamente el caso

Por Manuel Guillama Capella

El Tribunal Supremo paralizó los procedimientos de una demanda radicada en pasadas semanas por el comisionado electoral del Proyecto Dignidad, Nelson Rosario, quien sostiene que tanto el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Francisco Rosado Colomer, como la presidenta alterna, Jessika Padilla, vieron concluir sus términos al cerrar la sesión legislativa ordinaria el 16 de noviembre.

La resolución del Supremo señala que Rosario tendrá hasta las 4:00 p.m. de este miércoles para evidenciar que diligenció los emplazamientos correspondientes, al tiempo que se les concedió a las partes un plazo hasta el 20 de este mes para que se expresen sobre el recurso de certificación solicitado. De expedirse el recurso de certificación, el máximo foro atendería en primera instancia los méritos de la demanda.

En una expresión particular, el juez asociado Luis Estrella Martínez planteó que hubiera expedido de inmediato el recurso de certificación.

“Ante la naturaleza de la controversia de alto interés público, la cual es una puramente de derecho, resulta imperativo impartir certeza al ordenamiento jurídico cuestionado. Es decir, nos compete urgentemente la validez de la continuidad cuestionada por el Proyecto Dignidad”, señaló Estrella Martínez, quien añadió que igualmente hubiera ordenado que las partes presentaran sus alegatos “en un término improrrogable y mucho más corto que el acordado por una mayoría de este Tribunal”.

Te recomendamos:

En síntesis, Rosario alega en su demanda que la vigencia de los nombramientos de Rosado Colomer y Padilla expiró el pasado 16 de noviembre, al concluir la sesión legislativa ordinaria sin que fueras renominados a sus cargos, y que desde entonces no tienen autoridad para ejercer las posiciones.

El Código Electoral contempla que tanto el presidente como su alterno concluyan sus términos el 30 de junio del año siguiente a las elecciones generales. A pesar de que en la ley existe una cláusula de continuidad que les permite permanecer en los respectivos cargos hasta que se nombren y confirmen los sustitutos, el comisionado del Proyecto Dignidad argumenta que la jurisprudencia solo permite que eso ocurra hasta que se levante la siguiente sesión ordinaria.

Bajo la teoría de Rosario, tanto la presidencia como la presidencia alterna de la CEE quedarían vacantes.

El mecanismo de nombramiento de los presidentes de la CEE ha estado bajo fuego desde la aprobación, en 2020, del Código Electoral, que introdujo, como último recurso, que el Tribunal Supremo seleccionara a los jueces que ocuparían las posiciones. Sin embargo, en octubre, el propio Tribunal Supremo declaró esa disposición inconstitucional, en un dictamen en el que aludieron a que dicho resultado no afectaba directamente las operaciones de la CEE pues Rosado Colomer y Padilla continuarían en funciones hasta que se nombraran los reemplazos.

Ese caso llegó a manos del Tribunal Supremo luego de que, en julio, tanto la Cámara de Representantes como el Senado dejaran expirar el término que les concede la ley electoral para evaluar los nombramientos que presentó el gobernador Pedro Pierluisi.

Loading...
Revisa el siguiente artículo