Junta: "Insostenible" el proyecto para ajustar deuda tras enmiendas del Senado

Advierten se pone en peligro la capacidad de la Isla para salir de la quiebra y repite prácticas y políticas que llevaron a Puerto Rico a la quiebra

Por Metro Puerto Rico

La Junta de Control Fiscal tildó en la tarde de hoy de "insostenible" para Puerto Rico, el Proyecto de la Cámara 1003 enmendado por el Senado, con el que se dio paso a la reestructuración de la deuda pública del gobierno central.

Según dijeron, la medida, según enmendada y aprobada por el Senado, condiciona la emisión de los bonos a disposiciones que costarían decenas de miles de millones de dólares al pueblo de Puerto Rico.

"Además de impedir cualquier recorte a los beneficios de pensiones de los retirados del Gobierno, la medida del Senado evitaría que se congelen y se reformen los planes de pensiones. Asimismo, las enmiendas incluyen gastos masivos como condición para que se apruebe el Plan de Ajuste", leen las expresiones del ente fiscal.

Por otro lado, dijeron estar convencidos de que la legislación "pone en peligro la capacidad de la Isla para salir de la quiebra y repite las prácticas y las políticas de gastos insostenibles que llevaron a Puerto Rico a la quiebra".

Te recomendamos:

"Los exorbitantes costos de las enmiendas al Proyecto de la Cámara 1003, en conjunto, harían imposible la confirmación del 7o Plan de Ajuste. Por lo tanto, la Junta de Supervisión se vería forzada a retirar el Plan de Ajuste propuesto ante el Tribunal de Distrito de los EE. UU", sentenciaron.

Ayer, el presidente de la Cámara de Representantes Rafael “Tatito” Hernández informó que el cuerpo legislativo no atendería las enmiendas al proyecto hasta que la Junta garantizara que cumpliría con los acuerdos.

Sin embargo, la Junta dijo desconocer "si los acreedores aceptarán renegociar o solicitarán que se levante la
moratoria en el pago de la deuda vigente en este momento, lo que obligaría al Gobierno a pagar la totalidad de la deuda ahora. Desconocemos además si los acreedores se acogerían a su derecho de rescindir su acuerdo de apoyo al plan, en cuyo caso el gobierno de Puerto Rico tendría que pagar a los acreedores $100 millones de inmediato como cargo por cancelación".

El ente fiscal enfatizó en su apoyo al Plan de Ajuste. "lograr la
confirmación del plan en este momento significaría que Puerto Rico continuaría en quiebra y la Junta de Supervisión permanecería en su lugar durante más tiempo de lo que supondría salir de la quiebra con el actual Plan de Ajuste", agregaron.

Loading...
Revisa el siguiente artículo