Tres hospitales en Puerto Rico llenos de pacientes con COVID

El secretario de Salud no quiso identificar las instituciones hospitalarias

Por Manuel Guillama Capella

Al tiempo que reconoció que tres hospitales del país ya no tienen capacidad para admitir más pacientes de Covid-19, el secretario de Salud, Carlos Mellado, apostó a los incentivos destinados a personal de Salud y a los propios centros de salud para garantizar que, por lo menos, exista el personal disponible para atender los casos del virus.

En la conferencia de prensa en el Hospital Regional de Bayamón, Mellado rechazó proveer los nombres de los tres hospitales que, actualmente, no están aceptando pacientes de Covid-19. Aparte de los problemas con disponibilidad de camas, en pasadas semanas organizaciones que agrupan a profesionales de enfermería y otros trabajadores de la salud han denunciado que enfrentan una sobrecarga laboral debido al elevado nivel de hospitalizaciones.

“Es verdad (que los trabajadores están sobrecargados). Hay varias iniciativas que está haciendo el gobierno. Ya se anunció el incentivo (de $2,000) que está presto a salir la semana que viene y eso ya el gobernador (Pedro Pierluisi) lo ha dicho. Lo otro es el incentivo directo a enfermeras y al reclutamiento”, sostuvo el secretario de Salud en referencia a las iniciativas que se financian con fondos de la Ley federal ARPA.

Te recomendamos:

“Yo hago un llamado a que, en un futuro, los profesionales de la salud lo que ganan es mínimo, se tiene que buscar la manera de incentivar los enfermeros en Puerto Rico a nivel legislativo. A corto plazo, el gobierno ha dicho que va a dar el incentivo que está presto a salir la semana próxima”, recalcó Mellado.

Ante los reclamos que han surgido de que hospitales privados han dado un uso incorrecto a asignaciones de fondos federales que tienen como objetivo fortalecer las plantillas en las instituciones, Mellado sostuvo que es un ángulo que el gobierno “fiscaliza”.

“Se fiscaliza e, incluso, el dinero que se va a dar ahora va dirigido al personal, no a los hospitales”, dijo en referencia al dinero que los trabajadores de nuevo reclutamiento recibirían en dos partidas: la primera, al ser contratado, y la segunda, cuando cumpla 90 días en el empleo. El primer pago sería de $500, mientras el segundo asciende a $1,500.

El Departamento de Salud reportó esta mañana unas 458 personas hospitalizadas por Covid-19, incluyendo unos 417 adultos, cifra similar a la que se ha observado en pasados días.

“No podemos segregar vacunados y no vacunados”

A pesar del complicado panorama, Mellado advirtió que los proveedores de la salud, en principio, no tienen la potestad de denegar atención a un paciente por el hecho de que este no se encuentre vacunado contra el Covid-19.

En el fin de semana, trascendió en las redes sociales el caso de una hija de una paciente de cáncer que denunció que a su madre se le denegó atención médica debido a que no se había inoculado. La mujer indicó que su madre no se ha vacunado debido a su padecimiento de cáncer.

“Ninguna sala de emergencia ni ningún hospital pueden negar el servicio. Eso no puede pasar en ningún lado y hay una ley que protege a estos pacientes. Número dos, en una oficina privada, la Ley 194, que es la Carta de Derechos y Responsabilidades del Paciente, establece claramente cómo es que se va a hacer en caso de que un médico no quiera dar atención porque se acabe la relación médico-paciente, cómo es esa transición. Si yo soy cirujano y opero a un paciente, hasta que no le dé de alta y esté completamente bien, ese paciente sigue estando bajo mi cuidado”, sostuvo Mellado.

“El médico que quiera dejar de dar seguimiento a un paciente tiene que esperar 30 días y, número dos, conseguirle el tratamiento (con otro proveedor). Si eso no ocurre, no puede dejar de darle servicio”, subrayó el galeno.

Según Mellado, tanto la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica como la Procuradoría del Paciente investigarán junto a la Secretaría Auxiliar para la Reglamentación y Acreditación de Facilidades de Salud las denuncias sobre atención medica denegada para determinar si algún proveedor incurrió en violaciones a leyes o cánones de ética.

“No podemos segregar, y yo soy el primero que he estado todo el tiempo fomentando la vacunación, pero hay que tener cuidado porque los médicos estamos llamados a todos los pacientes. En Puerto Rico no podemos segregar a los vacunados y no vacunados porque no nos corresponde”, puntualizó.

En la rueda de prensa, el funcionario de Salud informó también que la agencia se encuentra investigando el uso de un medicamento no autorizado por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) para tratar el Covid-19.

“El FDA no lo aprueba para utilización del Covid. Estamos investigando unos casos donde sabemos que médicos han enviado el medicamento ivermectina, que no tiene label (anuncio) para COVID, número uno. Número dos, es un medicamento que es patotóxico, es un medicamento que tiene unas complicaciones más allá y que tiene un uso especifico, así que cuidado también de utilizar este medicamento para ir en contra de la vacunación”, comentó el funcionario.

Loading...
Revisa el siguiente artículo