Locales

CRIM buscará vender su deuda para dar alivio fiscal ante recortes ordenados por la Junta Fiscal

El presidente de la Junta del CRIM aceptó que los municipios no tienen un cálculo preciso del dinero que deben los contribuyentes

El presidente de la Junta de Gobierno del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM), Jesús “Gardy” Colón Berlingeri, señaló que junto a la Legislatura y la Junta de Control Fiscal (JCF) se trabaja legislación que permitiría al organismo vender las deudas que mantienen los contribuyentes y, de esa manera, paliar el impacto de los recortes a las remesas del gobierno central.

Aunque la JCF, de acuerdo con el también alcalde de Orocovis, ha calculado en cerca de $400 millones la deuda de los contribuyentes con el CRIM, Colón Berlingeri sostuvo que los municipios quieren hacer su propio cálculo antes de proceder con la legislación, con la intención de evitar repetir errores del pasado.

“En un momento se vendió la deuda hace años y había deudas que no correspondían, así que tuvimos que coger prestado para pagar esas deudas que no correspondían (a los compradores de la deuda). No queremos llegar a eso otra vez. Queremos nosotros, el CRIM, cobrar agresivamente esa deuda, dando incentivos como que (los deudores) no paguen intereses de recargo, o cobrar solamente 45% del principal”, señaló Colón Berlingeri, aunque sostuvo que la iniciativa de vender las acreencias se concretará en algún momento.

Te recomendamos:

  1. Otra maestra muere por COVID-19
  2. Mellado admite que separación de estudiantes es de tres pies para poder tener más alumnos en los salones
  3. Puerto Rico amanece con 28 muertes nuevas por COVID-19

“Eso se va a dar. Ya lo hemos hablado con la Cámara y el Senado. Nos faltaba el gobernador (Pedro Pierluisi) y ya lo hablamos. Tiene el visto bueno de la Junta (de Control Fiscal) porque viene de parte de ellos. Tiene todos los elementos. Lo que falta es la parte técnica del proyecto de ley”, expresó el alcalde orocoveño tras salir de una reunión en La Fortaleza con el primer ejecutivo.

Las remesas que reciben los municipios, provenientes del Fondo de Equiparación, estarían desapareciendo para el año fiscal 2025, de acuerdo con los recortes contemplados en el plan fiscal certificado por la JCF. Para este año, el dinero en el pote –que beneficia principalmente a municipios pequeños– se redujo de $132 millones a $88 millones, para un recorte de $44 millones.

Sin embargo, Colón Berlingeri sostuvo que esa diferencia fue compensada, durante el presente año fiscal, con una asignación por esa cantidad de fondos de la Ley federal ARPA, que aprobó el Congreso para mitigar el impacto de la pandemia del Covid-19.

“El fondo ARPA tiene unas restricciones y todos los municipios tenemos que ajustarnos a esas restricciones. Por lo menos este año vamos a tener un alivio para poder hacer este tipo de obra (porque) este fondo es bastante flexible”, afirmó el ejecutivo municipal.

Lentos con los fondos CDBG

Otro tema que abordaron en la reunión con el gobernador, dijo Colón Berlingeri, fueron las asignaciones federales correspondientes a las subvenciones en bloque del programa de desarrollo comunitario (CDBG). De acuerdo con el alcalde, los fondos han estado retenidos en el Departamento de la Vivienda –encargado de desembolsarlos a los municipios con menos de 50,000 habitantes– desde 2020.

“De ahí pagamos amas de llave, asfaltamos carreteras, construimos centros comunales”, mencionó Colón Berlingeri.

El ejecutivo municipal atribuyó la lentitud a los cambios que ha sufrido la administración estatal de estos fondos que asigna el Departamento de la Vivienda federal. Los fondos los solía manejar la desaparecida Oficina del Comisionado de Asuntos Municipales, de donde luego pasaron a la Oficina para el Desarrollo Socioeconómico y Comunitario (Odsec) y, al presente, al Departamento de la Vivienda.

Según Colón Berlingeri, ni Odsec ni Vivienda han contado con el personal para tramita ágilmente el dinero federal.

“El punto es que al día de hoy estamos muchos municipios absorbiendo la nómina que tiene que ver con CDBG regular”, manifestó Colón Berlingeri, quien aseguró que durante la reunión el gobernador instruyó a sus asesores a buscar la manera de agilizar esos fondos.

Otra situación relacionada con la burocracia del gobierno central que Colón Berlingeri le presentó al primer ejecutivo se refirió a dos asignaciones de $1 millón cada una que el Estado ha repartido a los 78 municipios para adelantar trabajos de reconstrucción tras los daños del huracán María. De acuerdo con Colón Berlingeri, cada municipio puede gastar hasta un 5% de la asignación en asuntos administrativos, pero al menos en el caso de Orocovis, esa porción se agotó ante los constantes pedidos de información de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia.

Colón Berlingeri relató que su intención, en Orocovis, era adquirir generadores eléctricos antes del inicio de la actual temporada de huracanes, el pasado 30 de junio, pero no se pudo concretar.

“Nosotros quisiéramos que esto se moviera, uno no quisiera que la burocracia existiera, y los funcionarios que están al frente de estas agencias tienen que coger esto más en serio, delegar en personas que ejecuten. Aquí la clave es ejecutar, punto, el pueblo en la calle lo que espera es eso. Se habla de mucho dinero pero la gente no lo está viendo en obra, en mejoras a carreteras, en que la planta electica de un centro comunal se ponga. Eso es lo que estamos tratando”, lamentó el alcalde.

Tags

Lo Último

Te recomendamos