Economía

Unión denuncia incumplimiento de Luis Ayala Colón con el acuerdo para operación del muelle de San Juan

Las partes se encuentran en medio de una tregua de 45 días en la que buscan concretar el acuerdo final para un convenio colectivo

La unión que agrupa a los trabajadores del muelle de San Juan denunció que la empresa Luis Ayala Colón (LAC) ha incumplido con el acuerdo que se alcanzó el pasado 4 de agosto, mediante el cual se decretó una tregua de 45 días en tanto las partes completan la negociación del convenio colectivo.

Sin embargo, en entrevista con Metro, el abogado de la ILA Local 740, William Marrero Quiñones, rechazó que, de momento, se vislumbre otra paralización de las labores, como ocurrió por tres semanas entre finales de julio e inicios de agosto. Se estimó que, en ese periodo, 4,500 contenedores no pudieron ser descargados en el muelle.

El alegado incumplimiento es el mismo que ILA denunció cuando se paralizaron los trabajos de estiba en el muelle de San Juan, que consistía en que personal supervisor se encontraba realizando funciones que, según el sindicato, corresponden a empleados unionados.

“Me acaban de informar que el patrono ha estado incumpliendo con el acuerdo que firmamos para los 45 días. Eso nos tiene trabajando fuera de las negociaciones para resolver ese asunto. Me informaron que tienen a supervisores, personal gerencial, haciendo las tareas, lo mismo que provocó el paro el 17 de julio. Están haciendo las funciones que le corresponde a los ‘checkers’”, dijo Marrero Quiñones sobre la labor de registrar, en un sistema electrónico, los datos sobre los barcos que entran y salen del muelle.

Como parte del acuerdo del 4 de agosto, en el que intervinieron el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH) y funcionarios de La Fortaleza, LAC accedió a crear un puesto adicional de ‘checker’, al tiempo que ILA aceptó que los operadores unionados trabajaran con el sistema tecnológico para “analizarlo”, según indicó el presidente del sindicato, Carlos Sánchez, en aquel entonces.

“Ambas partes vamos a analizarlo y vamos a ver todo lo que tiene el sistema para llevar un sistema completo y de eficiencia para los trabajadores”, dijo Sánchez en la conferencia de prensa que se celebró ese día en la Mansión Ejecutiva.

“Siguen haciendo el trabajo con el trabajo con el personal gerencial. Están llamando a un ‘checker’, pero aparentemente no es suficiente ese ‘checker’, como nosotros habíamos pensado. Y entonces, están haciendo el trabajo con los supervisores”, recalcó Marrero Quiñones a este medio.

Anteriormente, la unión ha planteado que los propios operadores no deberían estar encargados de manejar la tableta donde se entran los datos sobre los barcos debido a que los expondría a riesgos de seguridad.

Metro logró comunicarse con la secretaria ejecutiva del vicepresidente de LAC, Hernán Ayala Rubio, quien dijo que le remitiría el pedido de entrevista al ejecutivo. Sin embargo, no se recibió una llamada de vuelta.

Marrero Quiñones aclaró que ninguno de los acuerdos firmados hace tres semanas tiene carácter permanente, por lo que solo tendrían vigencia durante la tregua de 45 días.

“Si no se llegara a un acuerdo final (durante la tregua), el acuerdo (temporero) quedaría expirado”, dijo el representante legal de la unión.

¿Hay posibilidad de otro paro?, le preguntó Metro.

“En este momento no. Nosotros vamos a continuar cumpliendo con nuestra parte del acuerdo. No vislumbramos ningún paro”, respondió Marrero Quiñones.

El plazo de 45 días de tregua vence el 18 de septiembre.

Analizan propuesta del patrono

Marrero Quiñones precisó que hoy, a la 1:00 p.m., las partes sostendrán una reunión en la que la unión “probablemente” someterá una contrapropuesta a la oferta de convenio que ya presentó LAC.

“En la negociación continuamos donde nos quedamos en aquel entonces. Estábamos trabajando unas propuestas en bloque, que significa que la otra parte tendría que aceptar toda la propuesta. Esta incluye unas enmiendas a unas cláusulas que ya están firmadas. Si no se llegara a un acuerdo en bloque, entonces las cláusulas firmadas continuarían (aceptadas individualmente) y no habría problema. Entonces habría que trabajar dos asuntos: (uno) relacionado al personal que se requiere para hacer las diferentes tareas, que es lo que nos ha llevado mucho más tiempo, y el término del convenio”, indicó Marrero Quiñones.

De acuerdo con el abogado, el DTRH ha continuado mediando y se espera que un árbitro de la agencia esté presente en la reunión de esta tarde.

“Estamos analizando el lenguaje porque la realidad es que hay bastante desconfianza entre las partes. Estamos mirando bien cuidadosamente el lenguaje para la reunión”, señaló Marrero Quiñones, quien no quiso abundar sobre las expectativas para alcanzar un acuerdo antes de que venza la tregua.

“La realidad es que nosotros vamos a seguir trabajando. Para nosotros estar en esta situación no es cómoda. Vamos a hacer lo posible por llegar a un acuerdo final (pero) no puedo prometer nada. La experiencia que hemos tenido ha sido complicada con este patrono”, apuntó.

Tags

Lo Último

Te recomendamos