Gobernador defiende tarifas de camioneros y rechaza posibilidad de aumento dramático en precios

El miembro de la JCF Antonio Medina ha argumentado que los precios de los productos aumentarían proporcionalmente al cambio en tarifas

Por Manuel Guillama Capella

El gobernador Pedro Pierluisi, en su primera comparecencia ante la prensa luego de un viaje personal de 10 días, tronó contra las expresiones que públicamente ha emitido un integrante de la Junta de Control Fiscal (JCF) en el sentido de que el acuerdo alcanzado el jueves pasado entre el gobierno y el Frente Amplio de Camioneros (FAC) derivará en un aumento de 35% en los costos de los productos para el consumidor.

“Hay mucha desinformación. Hoy veo que se ponen a hablar de un aumento en losp productos de 35%. Es un disparate porque el costo de transportación del producto es ínfimo en relación con el costo total del producto. Lo que han perdido de vista muchos es que no se ha aumentado las tarifas (de acarreo) hace 16 años. Es obvio que el aumento procede y si alguien tiene una queja en cuanto al proceso, que acudan a las vistas públicas en el proceso reglamentario”, manifestó esta mañana Pierluisi.

Al hablar sobre el acuerdo al que llegaron los transportistas y el ejecutivo, bajo el que se comenzarían a implementar las tarifas dispuestas por el Negociado de Transportación y otros Servicios Públicos (NTSP) desde diciembre pasado, Antonio Medina, directivo de la JCF, advirtió que resultaría en un alza dramática en los precios.

Te recomendamos:

Las tarifas que el gobierno se comprometió a poner en vigor paralelamente a un nuevo proceso de reglamentación que comenzará en agosto, representan un incremento de 35% en la compensación que reciben los transportistas. Las tarifas previas datan del 2005, a pesar de que, en aquel entonces, se estipuló que la compensación se revisaría cada cinco años.

El planteamiento de Medina, sin embargo, obvia que las tarifas no se fijan de manera proporcional al valor de la mercancía que se transporta, sino a base de la distancia que se recorre y el tipo de vehículo, por lo que no hay una relación directa con el costo de los productos acarreados.

Por ejemplo, un viaje que anteriormente costaba $100 ahora costaría $135, por lo que, teóricamente, habría que dividir esa diferencia de $35 entre el valor de toda la mercancía para determinar el alza que representaría en los precios. Si ese camión cargaba mercancía valorada en $100,000, el costo aumentaría en 0.035%.

“Hay un proceso regulatorio ahora en curso. Todas las partes se van a poder expresar. La Junta (de Control Fiscal) se salió de su curso cuando se pone a opinar sobre asuntos legales nuestros. Eso está en contra de sus propios reglamentos y el alcance de la Ley Promesa”, recalcó Pierluisi, al insistir que organismo fiscal “no puede imponer un cambio en la ley de Puerto Rico”.

La semana pasada, los transportistas afiliados al FAC se mantuvieron en un paro de casi dos días, antes de una reunión con oficiales del gobierno en La Fortaleza, en la que el NTSP se comprometió a hacer valer las tarifas y a no oponerse a que el gremio intervenga en corte en caso de que la JCF impugne la legalidad del reglamento.

Loading...
Revisa el siguiente artículo