Escogen a un exrector de Utuado como presidente interino de la UPR

El proceso en la Junta de Gobierno fue protestado por uno de sus integrantes, que argumentó que Cordero Montalvo no obtuvo los votos necesarios

Por Manuel Guillama Capella

La Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR) designó en reunión extraordinaria a César Cordero Montalvo como presidente interino, en sustitución de Jorge Haddock, quien abandonará el cargo el 31 de julio, luego de casi tres años en la jefatura de la institución.

Cordero Montalvo superó en votación 6-5 al investigador y catedrático del Recinto de Río Piedras Brad Weiner, en un proceso que también incluyó a tres miembros que no favorecieron a ninguno de los candidatos. Luego de que el parlamentarista declarara que, conforme a los resultados, Cordero Montalvo había sido electo presidente interino, el miembro de la Junta de Gobierno Hermán Cestero Aguilar protestó la decisión, arguyendo que cualquiera de los candidatos requería el favor de la mayoría absoluta del organismo, lo que significaba al menos ocho votos.

Cordero Montalvo, quien actualmente se desempeña como catedrático en el Departamento de Ciencias Físicas de la Facultad de Ciencias Naturales del Recinto de Río Piedras, y entre 2004 y 2009 fungió como rector de la UPR en Utuado, recibió los votos del presidente de la Junta de Gobierno, Emilio Colón Beltrán; la vicepresidenta, Mayda Velasco Bonilla; las representantes claustrales, Margarita Villamil y Lourdes Soto; y los estudiantiles, Jorge Rivera Velázquez y Eliud Rivas Hernández.

Rivera Velázquez emitió un voto explicativo en el que señaló que su decisión se había reducido a favorecer al “menos malo”, mientras que Rivas Hernández sostuvo que Cordero Montalvo se desempeñó mejor en su entrevista y presentó una “versión holística dentro del ámbito universitario”.

A favor de Weiner se expresaron los directivos Ricardo Dalmau, Antonio Monroig, Alejandro Camporreale, Leonardo Valentín y Manuel González del Toro, representante de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal en la Junta de Gobierno.

“En contra” de ambos candidatos votaron el secretario interino de Educación, Eliezer Ramos Parés, Cestero Aguilar y Jorge Valentín Asencio. Tanto Cestero Aguilar como Valentín Asencio fueron designaciones de la exgobernadora Wanda Vázquez.

Previo a la elección, el parlamentarista de la Junta de Gobierno, Miguel Santiago, advirtió que solo se podría votar por un candidato o el otro, aunque rehusó responder a cuestionamientos de Cestero Aguilar sobre si podría elegirse un presidente interino con menos de ocho votos, indicando que cualquier controversia se resolvería posterior al proceso.

El proceso para elegir entre ambos aspirantes se hizo abiertamente, luego de que la votación para decidir si se llevaba a cabo de manera secreta finalizara empate a siete.

Repasan sus trayectorias

Previo a proceder con la elección, Velasco Bonilla repasó las credenciales de Cordero Montalvo y Weiner, así como los requisitos que se le exigieron a los aspirantes a la presidencia interina.

La vicepresidenta de la Junta de Gobierno detalló que Cordero Montalvo tiene una trayectoria de “más de 40 años” en la UPR, incluyendo etapas como decano de Asuntos Académicos en el Recinto de Río Piedras y la UPR Cayey, además del periodo como rector de la UPR Utuado, entre 2004 y 2009. Señaló, igualmente, que trabajó en la vicepresidencia de Asuntos Académicos, por lo que “sabe cómo funciona” la Administración Central del sistema.

De Weiner, en tanto, precisó que ha trabajado en la UPR como profesor desde 1988 y lo describió como un investigador de “calibre internacional”. Mencionó que, en tiempos recientes, ha estado dirigiendo investigaciones con subvenciones de entidades federales como la Fundación Nacional de las Ciencias (NSF) y la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), y que sirvió por 13 años como decano de la Facultad de Ciencias Naturales en Río Piedras.

El debate previo a la votación se centró en los señalamientos que ambos candidatos han recibido en el pasado con relación al manejo de fondos públicos, cuestionamientos que Metro reseñó más temprano.

En el caso de Cordero Montalvo, la Oficina del Contralor emitió en 2013 un informe que le señala haber recibido, al dejar la rectoría de la UPR Utuado, un pago de liquidación que excedía en más de $8,800 el tope dispuesto.

Asimismo, el informe también apuntaba a otras irregularidades en la administración de la unidad académica que abarcaban parte del periodo en que el catedrático se desempeñó como rector. Entre los señalamientos, se incluyó el incumplimiento con el deber de remitir los contratos suscritos a la Oficina del Contralor, aunque el informe no precisó cuántas de las fallas correspondieron al periodo en que Cordero Montalvo dirigió la institución.

“Vamos a votar por dos candidatos con señalamientos administrativos”, advirtió Valentín Asencio durante la discusión.

Por su parte, Cestero Aguilar resaltó los señalamientos que hace cerca de una década se hicieron contra la UPR sobre el manejo de fondos federales, en momentos en los que Weiner era decano y formaba parte de un comité que tenía la tarea de corregir lagunas en los procesos de administración de fondos federales. En 2012, la NSF optó por suspender el acceso de la UPR a los fondos producto de subvenciones.

Mientras que Cestero Aguilar insistió que la investigación de autoridades federales, al día de hoy, continuaba su curso, Velasco Bonilla sostuvo que se trataba de un capítulo que cerró cuando la UPR, en 2018, acordó pagar $1.8 millones al gobierno federal. De acuerdo con Velasco Bonilla, los investigadores, incluyendo a Weiner, “siguieron las reglas” de la UPR que estaban en vigor en aquel momento, por lo que la responsabilidad del incumplimiento con las normas federales recaía sobre la Administración Central, que no había adaptado sus procesos a los cambios en las reglas de la NSF.

“Brad Weiner sigue siendo un buen candidato porque no fue quien hizo la regla”, insistió la vicepresidenta de la Junta de Gobierno, al tiempo que Colón Beltrán señaló que posteriormente se auscultaría si el investigador sigue siendo objeto de alguna pesquisa federal.

Sobre los requisitos, Velasco Bonilla enumeró que los candidatos debían ser catedráticos en la UPR, no ocupar al presente un puesto en la Administración Central o las rectorías y tampoco aspirar a convertirse en presidente en propiedad. Se espera que el proceso de búsqueda de un presidente en propiedad comience tan pronto se complete la transición luego de la salida de Haddock, este 31 de julio, y deberán contemplarse las recomendaciones de los senados académicos de cada unidad de la UPR.

De acuerdo con Velasco Bonilla, tres candidatos fueron entrevistados, aunque no precisó sus nombres. Sin embargo, este medio reportó la semana pasada que Ingrid Montes González, catedrática de Química en el Recinto de Río Piedras, había sido la finalista junto a Cordero Montalvo en un intento inicial de nombrar un presidente interino. No fue hasta que, en una reunión del comité de búsqueda con el resto de la Junta de Gobierno el miércoles pasado, trascendiera que Cordero Montalvo no contaba en ese momento con los votos, que se reabrió el proceso de nominaciones y surgió la alternativa de Weiner.

Velasco Bonilla, sin mencionar nombres, indicó que varios nominados dejaron saber su indisponibilidad para la presidencia interina, mientras uno fue descartado porque es contratista de la UPR y no catedrático.

La lista original, de ocho candidatos incluía a Arturo Avilés, Daniel Altschuler, Ingrid Padilla, José Lasalde, Ana Guadalupe y José Rodríguez Orengo, además de Cordero Montalvo y Montes González.

Loading...
Revisa el siguiente artículo